Tras reparar equipos dañados, el aeropuerto local vuelve a operar con vuelos comerciales.

Desde hoy, el Piragine Niveyro reactivará el servicio de vuelos comerciales en horarios habituales que por una semana fueron derivados a Resistencia. Sin embargo, por obras de refacción las aeronaves continuarán sin aterrizar durante los fines de semana.
LOS NUMEROS

34 millones

Es lo que costaría la primera etapa de las obras de mejoramiento del aeropuerto correntino que prevén finalizar para mediados de año. Un segundo periodo de trabajos representaría otros 17 millones.

El aeropuerto Fernando Piragine Niveyro retomará hoy el servicio de vuelos comerciales que durante una semana debieron ser derivados a la estación chaqueña por averías en el sistema de comunicación. De igual manera la llegada de vuelos se mantendrá acotada a los días de semana debido a trabajos de mejora en la pista de aterrizaje.

La tormenta que azotó la ciudad el martes pasado afectó a los aparatos que sirven para asistir el descenso de las aeronaves, y en consecuencia, se resolvió suspender la recepción de vuelos comerciales hasta tanto el inconveniente sea resuelto.

Consultado al respecto, el directo de Aeronáutica de la Provincia, Raúl Aquino, fue el encargado de confirmar a este medio que el sábado a la tarde los especialistas lograron reparar los aparatos averiados, “ya se avisó a Fuerzas Aérea y ahora sólo depende de la empresa aerocomercial, aunque esperamos que se opere con normalidad desde mañana (por hoy)”, explicó.

Según comentó, el problema con las líneas fue resuelto y desde hoy lunes las salidas de los vuelos tendrán los horarios habituales, “el primero que une Buenos Aires, Formosa y Corrientes seguramente estará aterrizando alrededor de las 8,20”, ejemplificó.

En tanto recordó que son tres vuelos como máximo los que despegan desde la aeroestación correntina que debió ser restringida por el desperfecto en la plaqueta del equipo de VOR (sistema de comunicación) a causa de la caída de dos rayos durante el último temporal.

En tanto que aclaró que los aviones de pequeño porte operaron normalmente, y la restricción sólo fue en los vuelos de línea, los que fueron derivados a Resistencia a partir del martes. “La precaución se adoptó por una cuestión formal ya que las líneas comerciales no utilizan aeropuertos que no cuenten con este sistema de radio”, señaló.

Asimismo mencionó que el servicio de la estación local continuará siendo de lunes a viernes ya que los fines de semana son ocupados para el avance de las obras de refacción y remodelación previstas, “en este momento están trabajando en la reparación de la junta y la pista de aterrizaje”, indicó.

Trabajos que refieren a la primer etapa de un ambicioso proyecto que tiene como propósito remozar el Piragine Niveyro que, según estimó Aquino, sería finalizado para mediados del presente año.

Por otra parte, el vocero del área de Aeronáutica mencionó a El Litoral que se registra una notable disminución del número de vuelos que resulta normal para los meses de enero y febrero.

Vuelos

En relación a la posibilidad de aumentar el número de vuelos que aterrizan en la aeroestación local, Aquino aclaró que no depende únicamente de que una empresa del rubro acceda a trabajar en la región, sino en el trabajo de generar una demanda sostenida.

Para ello manifestó la necesidad de un proyecto conjunto que reúna los esfuerzos del gobierno provincial, las empresas de turismo y las firmas aerocomerciales para que un mayor servicio aéreo sea sustentable en el tiempo.

Comentá la nota