Tras la renuncia de Abas a la reelección, Peres lo exhorta a permanecer en el poder

El presidente israelí, Shimon Peres, exhortó a su homólogo palestino Mahmud Abas a permanecer en el poder, ante decenas de miles de israelíes reunidos en Tel Aviv en un acto conmemorativo del asesinato del ex primer ministro Yitzhak Rabin.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también intervino pronunciando un breve discurso grabado con antelación y difundido en una pantalla gigante. En él reiteró su apoyo a la solución de "dos Estados (israelí y palestino) que coexistan uno al lado del otro en la paz y la seguridad".

"Israel no conseguirá la seguridad mientras los palestinos estén en una situación desesperada", añadió el presidente, quien recalcó que los "vínculos de Estados Unidos con nuestros aliados israelíes son inquebrantables".

"Nunca perderemos de vista nuestro objetivo común: una paz justa y duradera en Israel, en Palestina y en el mundo árabe", añadió Barack Obama.

El presidente Peres se dirigió a Abas durante una concentración organizada en el mismo lugar donde hace 14 años fue asesinado Rabin.

"Los dos firmamos los acuerdos de Oslo, me dirijo a usted (Mahmud Abas) como colega: no abandone", soltó.

Peres se refería a los acuerdos de autonomía palestina negociados en Noruega y firmados en 1993 en Washington por Shimon Peres, entonces ministro de Relaciones Exteriores, y Mahmud Abas en nombre de la Organización de Liberación de Palestina, en presencia de Yitzhak Rabin, del líder palestino Yaser Arafat y del presidente estadounidense Bill

Clinton.

"Conozco los sufrimientos que su pueblo ha soportado desde hace cincuenta años (...) conozco a mi pueblo y al gobierno israelí, y le digo que Israel quiere una paz verdadera (...) Es posible que el año que viene traiga la independencia para el pueblo palestino (...) El próximo año podría ser decisivo, eso depende de vosotros y de nosotros", añadió el Presidente.

Abas anunció el jueves que no se presentaría a un nuevo mandato en las elecciones previstas en enero, manifestando así lo frustrado que se siente ante el bloqueo del proceso de paz israelo-palestino.

Peres también reafirmó su apoyo a la "solución de dos Estados" para resolver el conflicto.

Yitzhak Rabin fue asesinado de tres balas en la espalda el 4 de noviembre de 1995, al final de una manifestación por la paz y contra la violencia, por Yigal Amir, un ultraderechista que se oponía a las concesiones territoriales a los palestinos. Condenado a cadena perpetua, nunca se arrepintió de su acto.

Comentá la nota