Tras las pruebas de las coimas

Al cierre de esta edición, los allanamientos ya llevaban doce horas. Buscan recuperar material que se borró de las computadoras y que serviría para probar el pago de coimas por el contrato de los DNI.
En un allanamiento que al cierre de esta edición llevaba doce horas, por orden del juez federal Ariel Lijo, la Gendarmería incautó los discos rígidos de más de 300 computadoras en los cinco edificios que tiene la empresa Siemens en la Argentina. La movida fue adelantada en forma exclusiva por Página/12 en su edición del miércoles. El magistrado instruyó a los técnicos de la Gendarmería para que dupliquen el contenido de los discos, le dejó a la empresa las copias y se llevó los discos originales, sobre todo para ver qué se borró en el último tiempo. En un análisis hecho anoche mismo, se detectaron algunos documentos de Debevoise & Plimpton, la consultora que realizó la auditoría que detectó las coimas pagadas en numerosos países del mundo, entre ellos la Argentina. Según la propia confesión de Siemens, la empresa alemana le habría pagado 16 millones de dólares a un tal CM, 9,75 millones de dólares a CC y 9,75 millones de dólares a HF, siglas que corresponderían a Carlos Menem, Carlos Corach y Hugo Franco, por entonces director de Migraciones. Siemens admite que las coimas fueron pagadas para obtener una multimillonaria licitación para la confección de DNI para toda la población argentina.

A partir de hoy, Lijo y los técnicos revisarán el contenido de los documentos de Debevoise & Plimpton que había en los discos rígidos de las computadoras de Siemens. El magistrado ordenó que no se retire ninguna documentación de los edificios hasta que se complete el análisis de todo lo encontrado en la empresa ayer. El punto clave es el material que se borró de las computadoras en el último tiempo.

Lijo le pidió a Siemens, en forma reiterada, el texto de la auditoría, porque allí constan las modalidades y cuentas a través de las cuales se pagaron las coimas. Sin embargo, la empresa alemana se negó a entregar el documento alegando que pierde privilegios judiciales en el exterior. En Comodoro Py se sorprendieron: teóricamente, Siemens resolvió transparentar su actuación en el mundo, rever su conducta de pagos masivos de coimas, pero al mismo tiempo se niega a decir cómo se pagaron las coimas y a quién.

La empresa alemana admitió 4280 sobornos por más de 1400 millones de dólares. Lo hizo tanto ante la SEC, que es el Mercado de Valores de los Estados Unidos, como en un proceso que se sustanció en los tribunales del distrito de Columbia y en otro juicio que aún se lleva a cabo en Munich. Lijo pidió la auditoría mediante exhorto a la Corte Federal de Columbia y viajará a Munich en abril. Desde Estados Unidos vienen dilatando la entrega de cualquier documento, algo que también llama la atención si se tiene en cuenta el reiterado discurso en contra del lavado de dinero por corrupción de las autoridades norteamericanas.

El allanamiento de ayer es, en realidad, un primer paso del magistrado. Siemens argumenta que no tiene el documento en la Argentina y, de hecho, se presenta como si no fuera parte del conglomerado mundial, porque si el texto de la auditoría lo tuvo la empresa en Estados Unidos y Alemania, bien puede entregarlo aquí. Por eso el juez resolvió buscarlo en las oficinas de Siemens Argentina. Pero, además, el magistrado evaluaría la situación legal de los ejecutivos porque le están negando la prueba de un delito. De manera que podría imputar a los funcionarios de Siemens por encubrimiento, que significa tapar a alguien que cometió un delito, ocultamiento de prueba, desobediencia en un proceso judicial.

De acuerdo con lo confesado por Siemens, para pagar las coimas en la Argentina se simularon trabajos de una consultora en Estados Unidos y una supuesta construcción en China. Ninguna de las dos cosas se hicieron, pero sobre esa base se liberaron fondos que se habrían transferido a través de cuentas en China, Dubai, Bahamas. El elemento de importancia para Lijo es determinar qué cuentas y a través de qué países se hizo todo el movimiento de dinero.

Comentá la nota