Tras las protestas, agrupaciones sociales entran a plan de empleo

El Gobierno les abrió las puertas a un nuevo programa, para frenar las movilizaciones en Capital y el conurbano. La iniciativa oficial iba a ser exclusivamente manejada por intendentes
El Gobierno abrió las puertas para que organizaciones sociales participen del nuevo plan de empleo, luego de las fuertes protestas desarrolladas en el centro porteño y el conurbano bonaerense porque la iniciativa oficial iba a ser exclusivamente manejada por intendentes.

Según pudo saber Noticias Argentinas, en el marco de una "mesa de diálogo" impulsada por el ministerio de Desarrollo Social que conduce Alicia Kirchner se acordó incluir a una serie de agrupaciones sociales y de desocupados en el plan a partir de noviembre próximo.

Sin embargo, algunas organizaciones que siguen fuera de la iniciativa volvieron a concentrarse este jueves frente a la sede de la cartera de Desarrollo y preparan nuevas protestas para la semana próxima en caso de no ser incorporados por el Gobierno.

Se trata del Movimiento Territorial de Liberación (MTL) y de Barrios de Pie que siguen al margen de la iniciativa.

Esa situación los diferencia de otras que acordaron su ingreso al plan como el Frente Popular Darío Santillán; la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón; el Movimiento Teresa Rodríguez, MTD Aníbal Verón; el MTD Aníbal Verón Nueva Fuerza; el Frente de Organizaciones en Lucha; la Federación de Organizaciones de Base (FOB) y MTL Rebelde, entre otras.

El titular del MTL bonaerense, Claudio Cabrera, explicó que ambas agrupaciones se encuentran a la espera de una nueva convocatoria de Desarrollo para avanzar en las negociaciones, las que hasta el momento no tuvieron para ellos resultados favorables.

"En esta mesa de diálogo se atiende a todos pero no se escucha a nadie. Hacen oídos sordos. Por eso mantenemos el plan de lucha y analizamos nuevas medidas de protesta que podrían incluir cortes de calles", explicó Cabrera en diálogo con Noticias Argentinas luego de su movilización desde el Obelisco a la sede de Desarrollo.

RECLAMAN 100 MIL PUESTOS DE TRABAJO

El reclamo de las agrupaciones sociales se conoció públicamente el 22 de septiembre pasado durante un bloqueo en forma coordinada de los principales accesos a la Ciudad de Buenos Aires, lo que ocasionó importantes problemas en el tránsito.

El eje del pedido fue la incorporación de las organizaciones en el plan para crear 100 mil puestos de empleo anunciado por la presidenta Cristina Kirchner en agosto pasado, bajo la denuncia de que estaba siendo implementado de modo "clientelar" a través de las intendencias.

Ante la magnitud de la protesta y a horas de un acampe frente al Ministerio de Desarrollo, ubicado en 9 de Julio y Belgrano, la cartera que conduce Alicia Kirchner convocó a las agrupaciones a una mesa de negociación.

Con varias de ellas acordó su incorporación a partir de noviembre próximo, luego de una etapa "técnica-administrativa" para la confección de las cuadrillas en los barrios.

Sin embargo, las agrupaciones que siguen afuera presionan al Gobierno con respuestas rápidas, mientras mantienen las protestas "con presencia en las calles y algunos cortes, aunque no en hora pico para no molestar a la gente", explicó Cabrera.

"Los movimientos sociales ya dimos sobradas muestras de organización y reclamamos un lugar en el plan de empleo que anunció el Gobierno a través de cooperativas para que no sea aplicado bajo la directiva de punteros políticos de los municipios", remarcó.

Comentá la nota