Tras promulgar la nueva Constitución, Evo Morales remodeló su gabinete

Tras promulgar la nueva Constitución, Evo Morales remodeló su gabinete
El presidente de Bolivia, Evo Morales, remodeló su gabinete para conformar un gobierno "plurinacional" de acuerdo con la nueva Constitución, que está integrado por 20 ministros y con el que afrontará su cuarto año de gestión.

Del nuevo Gobierno boliviano destacan como novedades la creación de los ministerios de Autonomías, Culturas, de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción y el de Medio Ambiente que Morales fusionó con el de Aguas.

Otra novedad es el cambio de ministro en la cartera de Hidrocarburos con el nombramiento de Óscar Coca, que reemplaza a Saúl Ávalos y que se convierte en el cuarto titular del área en tres años.

Coca llega a este área en medio del escándalo de corrupción que estalló en la estatal Yacimientos Fiscales Petrolíferos Bolivianos (YPFB), cuyo presidente, Santos Ramírez, fue destituido por Morales para ser investigado.

Morales, que tiene ahora 20 colaboradores en lugar de los 17 anteriores, mantiene al núcleo "duro" de su Gobierno con los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, de Defensa, Wálker San Miguel.

Los otros ministros ratificados son el de Relaciones Exteriores; David Choquehuanca; de Justicia, la indígena quechua Celima Torrico; de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, cuyo cargo antes se denominaba de Hacienda; de Minería, Luis Alberto Echazú; de Educación, Roberto Aguilar, y el de Salud, Ramiro Tapia.

También continúa en el gabinete Susana Rivero, quien asistió al acto de nombramientos en una silla de ruedas debido a problemas de salud. El ministerio que dirige se denomina ahora de Desarrollo Productivo y Economía Plural que sustituye al de Producción y Microempresas.

Asimismo se mantiene Héctor Arce como ministro de Defensa Legal del Estado, antes llamado de Defensa Legal de las Recuperaciones estatales (nacionalizaciones).

Siguen en el gabinete pero cambiaron de área Wálter Delgadillo, que pasa de Trabajo a Obras Públicas y Vivienda; Óscar Coca que deja esta última cartera para asumir Hidrocarburos; y Carlos Romero que ha sido transferido de Desarrollo Rural al nuevo Ministerio de Autonomías.

René Orellana hasta ahora ministro de Aguas ocupará en adelante la cartera de Medio Ambiente y Aguas.

Las caras nuevas del Consejo de Ministros son Julia Ramos, una dirigente campesina hasta ahora diputada oficialista, Noel Aguirre en el Ministerio de Planificación; Pablo Groux en el de Culturas, Nardy Suxo en el Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, y Calixto Chipana Calisaya en Trabajo.

En su discurso, Morales recordó a su nuevo gabinete que "la gran responsabilidad" en la etapa "de transformación" que se abre en el país no es responder ante el presidente "sino ante el pueblo" y reclamó de sus ministros "compromiso político e ideológico" y "capacidad de gestión".

"Aquí no venimos para figurar, sino para trabajar. Aquí no estamos por la plata, sino por la patria. Aquí no estamos detrás del dinero, aquí estamos por el pueblo", destacó Morales.

El mandatario resaltó que el proceso de cambio empieza por el propio Gobierno y por ello subrayó el carácter plurinacional del nuevo gabinete, de acuerdo con la Constitución ya vigente.

También hizo hincapié en la creación de los nuevos ministerios de Transparencia cuyo objetivo, dijo, es "la lucha frontal contra la corrupción", y el de Medio Ambiente, con la finalidad de proteger los recursos naturales del país.

Morales, que en 2009 encara su cuarto año de mandato, admitió que todavía se siente "medio presidente".

"Sigo aprendiendo, sigo entendiendo mejor las necesidades del pueblo boliviano y sintiendo más por la patria", sostuvo.

Comentá la nota