Tras la promesa de Cristina El proyecto de la universidad en el Pellegrini llegó a la Nación

Se reunieron funcionarios municipales con representantes de la UBA y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. Pero reconocen que las negociaciones aún siguen en etapa de borradores.

Luego que se convirtiera en uno de los anuncios más importantes de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en su visita a Pilar el pasado 28 de octubre, la concreción de la llegada de una universidad pública al edificio del Instituto Carlos Pellegrini continúa demorada.

Es que, en la tarde del miércoles, se reunieron representantes del Departamento Jurídico y de la Secretaría de Educación, Cultura e Integración (UMGE) del Municipio y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, en la sede de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf). Pero, a pesar de las expectativas creadas, el encuentro no significó mayores avances en el proyecto.

Allí, los enviados del distrito presentaron el anteproyecto ante el Senaf, entidad gubernamental que tiene la potestad sobre el histórico edificio de la ruta 25. Ocurre que, para poder ceder las instalaciones con el fin de que la facultad dicte allí algunas de sus carreras, el organismo pidió una contraprestación al Municipio: por esto, la Comuna ofreció hacerse responsable de todo lo que pueda ocurrir en el lugar, ocuparse de los sueldos del personal administrativo y realizar el mantenimiento del predio, incluyendo el parque.

"No se ha avanzado, tan sólo se estuvieron viendo borradores", comentó a El Diario Beatriz Dlugokinski, directora ejecutiva de la UMGE y una de las asistentes a la reunión del miércoles. "Aún hay que seguir reuniéndose para obtener novedades", agregó.

Cuestión de tiempo

El 28 de octubre, el auditorio colmado de la Universidad del Salvador escuchó a Cristina Fernández darle un gusto al intendente Humberto Zúccaro: la cesión en comodato por 99 años del edificio del Pellegrini, para que allí funcione una sede de la Universidad de Buenos Aires. Precisamente, el proyecto siempre fue uno de los mayores anhelos de la actual gestión municipal.

Sin embargo, tal cantidad de tiempo no convenció a las autoridades del Senaf, encabezadas por Marcela Paola Vessvessian. Por ende, la referida a los años es una de las principales trabas para que la universidad pública llegue al distrito.

Ante este panorama, en el ámbito municipal ya reconocieron en los últimos días que será muy difícil que el comodato tenga casi un siglo de duración.

No obstante, en el gobierno local consideran que los trabajos están enmarcados en las características de una "obra mayor", como se ha denominado a la restauración de los edificios laterales. Por eso, esperan que la cesión se confirme por un tiempo no menor a las dos décadas.

En cuanto a la facultad, el acuerdo con el decano de Ciencias Económicas de la UBA para que el establecimiento de la ruta 25 se convierta en una sede universitaria fue acelerado y arribaría apenas el edificio esté en condiciones.

El costo de los trabajos podría bordear el millón de pesos, partida que el intendente ordenó incluir en el presupuesto del año próximo. Contrariado por la tibia respuesta del Senaf, Zúccaro declaró en los últimos días a El Diario que "la verdad es que no hubo una buena predisposición desde Minoridad sobre el anuncio de la Presidenta".

99

Años duraría la cesión comodato de las instalaciones del Instituto Carlos Pellegrini, según lo anunció la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Comentá la nota