Tras las polémicas opiniones de Posse, los gremios docentes exigen que no asuma

El designado ministro de Educación porteño cuestionó las protestas sociales y dijo que el Estado debe reprimir. Dirigentes de Ademys, y UTE Ctera salieron a cuestionarlo y afirman que no tiene antecedentes para asumir el cargo. Hoy habrá una marcha frente a la Jefatura de Gobierno.
La designación de Abel Posse al frente del Ministerio de Educación porteño sigue levantando polvareda: tras sus opiniones vertidas en diferentes medios cuestionando la protesta social y al "garantismo", los gremios docentes se oponen a que asuma y hoy habrá marchas para pedirle al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que dé marcha atrás con el nombramiento.

Uno de los más duros fue el legislador porrteño Francisco "Tito" Nenna quien consideró que Posse "es un personaje nefasto que no puede estar al frente de un sistema educativo". Además, lo vinculó con la dictadura y afirmó que "en la nueva Ley de Educación se plantea un artículo que aquellos que estén comprometidos o tengan algo que ver con la dictadura no pueden tener un cargo y él con sus dichos está haciendo apología del delito".

En el mismo sentido, Manuel Gutiérrez, secretario general de Ademys, sostuvo que "es un diplomático que no tiene ningún antecedente en el área educativa" e indicó que "tendría que responder porqué fue diplomático en la era de la dictadura militar" y lo definió como "un hombre con espíritu de confrontación, un hombre cavernícola".

Para ninguno pasó inadvertida la columna de opinión firmada por Abel Posse que hoy publica el diario La Nación, en la que el autor funda su posición en temas referidos a la seguridad y el uso del espacio público. En sus virulentas líneas, ataca duramente a los Kirchner, a quienes acusa de "prohijar el vandalismo piquetero, el desborde lumpen, la indisciplina juvenil" y a quienes le recuerda que "reprimir es obligación del Estado", entre otras tantas cosas.

Comentá la nota