Tras pegatina "difamatoria" trabajadores paralizan el Insssep indefinidamente

La ciudad amaneció empapelada con la cara de la secretaria general del sindicato del instituto, Zulema Coria, acusándola de corrupción, entre otras cosas. Los trabajadores exigen la inmediata separación del vicepresidente.
Ayer, la ciudad amaneció empapelada de carteles con la cara de la secretaria general de la Asociación Gremial del Personal del Instituto de Previsión Social, Zulema Verón de Coria, con la leyenda «La mujer más corrupta del Chaco», donde además se detallaron una serie de irregularidades que se le atribuyen. Esto generó la inmediata reacción de los trabajadores del Insssep que se declararon en paro por tiempo indeterminado y se movilizaron hasta Casa de Gobierno, donde interrumpieron el tránsito, y esperaron ser recibidos por el gobernador Jorge Capitanich, quien no se encontraba en la provincia, siendo que tenían prevista una audiencia a las 19.30 con el primer mandatario.

A pesar de que los carteles no tenían firma ni estaban identificados de modo alguno, desde el sindicato del Instituto entendieron que provenían del vicepresidente Oscar Arévalo con quien están enfrentados por una serie de denuncias cruzadas sobre desmanejos en la obra social.

Por esto esperaban ser recibidos antes de lo previsto por Capitanich para exigirle la remoción del cargo del funcionario a quien atribuyeron directamente la pegatina que consideraron «difamatoria».

Como sus peticiones no fueron abordadas en el momento, los trabajadores retornaron a la sede central del Instituto y tomaron por algunos minutos las oficinas del vicepresidente. «No levantamos el paro hasta que no se vaya Arévalo», aseguró Coria.

las denuncias

a la justicia

«Si tienen pruebas que presenten en la Justicia», desafió la dirigente gremial, quien aseguró que «Arévalo trajo la violencia y las difamaciones al Insssep». «Queremos una solución porque no hay derecho a la impunidad, se manejan desde la oscuridad», sostuvo. La gremialista aseguró que los ataques no son sólo a su persona, sino también a todos los empleados del lugar, por eso los mismos estaban movilizados. «Los trabajadores se sienten manoseados», aseguró.

«El gobernador debe resolver de una vez por todas el alejamiento de Arévalo, el hecho de hoy es la gota que rebasó el vaso», indicó. «Quiere tapar su incapacidad y su ineficiencia, hay que llevarle a firmar los papeles a su casa por que nunca viene, sólo aparecen para cobrar», aseguró refiriéndose al funcionario y sus asesores.

«Hace meses que viene amenazando que tiene una carpeta con una montón de irregularidades; nosotros exigimos al directorio que respalde estas denuncias y que las realicen en los lugares correspondientes», desafió, asegurando que si no existió hasta el momento ninguna presentación es por que tales irregularidades no existen.

Coria continuó arremetiendo contra el vicepresidente: «Si hay alguien que comete irregularidades es justamente Arévalo, que chocó un vehículo, mientras estaba de licencia, en plena campaña electoral».

sampayo y los descuentos

Mientras tanto el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Jacinto Sampayo, volvió a aparecer en la escena de un conflicto que le es ajeno. Pero esgrimiendo la defensa de la obra social, manifestó el pedido de que se declare ilegal el paro de los empleados del Insssep y se les descuenten de sus salarios los días no trabajados.

«Como patrón de ella le voy a solicitar la nulidad porque no le comprende en las generales de la ley hacer paro, soy conocedor del tema, y voy a solicitar que se declare ilegal el paro y que se le descuente a todo el personal que se adhiere». Asimismo aseguró que en asamblea fijarán un plan de lucha contundente, lo que podrá significar un nuevo enfrentamiento entre sindicatos como el que ya sucedió días atrás cuando los trabajadores del Insssep se encontraban de paro y los municipales escoltaron el ingreso de Arévalo al Instituto para prevenir un supuesto escrache.

Comentá la nota