Tras el paro, los bancarios vuelven a negociar el lunes.

Tras el paro, los bancarios vuelven a negociar el lunes.
Dispar acatamiento tuvo ayer el paro de los trabajadores bancarios, ya que fue elevado en la banca pública y escaso en las entidades financieras del sector privado, mientras que se sintió con más fuerza en el interior del país que en la Capital Federal y el conurbano bonaerense.
La protesta se llevó a cabo pese a la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, y ahora se espera que desde el lunes se retomen las negociaciones salariales con las cámaras de entidades financieras para intentar superar el conflicto.

Para los dirigentes de la Asociación Bancaria (AB) la medida de fuerza tuvo un éxito total y afectó en forma considerable la actividad financiera, aunque se realizaron pagos de haberes a los jubilados como estaba previsto.

Sin embargo, consultados voceros de entidades financieras discreparon con las estimaciones del gremio, ya que desde los bancos públicos señalaron que el acatamiento promedió el 40 por ciento.

De acuerdo con estas mismas fuentes, el paro tuvo más alta adhesión en las sucursales bancarias del interior del país y en menor medida en las ubicadas en Capital Federal y el conurbano.

Ante el estancamiento de las negociaciones, la Asociación Bancaria convocó a un paro en reclamo de un ajuste del 25 por ciento, contra el 14 por ciento ofrecido por las cámaras que reúnen a entidades financieras.

El secretario general de la Bancaria, Juan José Zanola, admitió que las últimas negociaciones con los empresarios hubo acercamientos, pero aclaró que el diálogo "se cerró definitivamente" a partir de la reunión del jueves.

"Está cerrada la discusión y esto nos llevó a tomar la medida", advirtió Zanola y dijo que el gremio no fue debidamente notificado de la decisión del Ministerio de Trabajo de dictar la conciliación obligatoria por cinco días.

El sindicalista sostuvo que está "muy trabada" la negociación paritaria con los bancos, aunque consideró que la del gremio "no es una posición irreductible".

"Se tendría que haber establecido un acuerdo a principios de marzo, está terminando abril y no se avanzó nada", señaló el dirigente y añadió que "no nos quedó más remedio que tomar esta medida".

Por su parte, el secretario de Prensa del gremio, Eduardo Berrozpe, consideró que "la escalada en el conflicto no debe seguir" y ratificó que el lunes la atención será normal. La viceministra de Trabajo, Noemí Rial, dijo estar convencida de que el sindicato retomará la negociación a partir de la semana próxima.

Comentá la nota