Tras un nuevo fracaso en la reunión paritaria, los docentes endurecen las medidas de fuerza

Pasadas las 15.30 finalizó el encuentro entre los gremios docentes y las autoridades del Ministerio de Educación y de Economía. Como era de esperar, no hubo avances en materia de salarios y los gremios ratificaron su decisión de endurecer las medidas si el gobierno no eleva una propuesta salarial. Amsafé convocará a una nueva asamblea provincial para definir las medidas a seguir.
Esta tarde, los gremios docentes y las autoridades del Ministerio de Educación y Economía de la provincia volvieron a reunirse en la mesa paritaria, tras el paro de 24 horas realizado el pasado martes en toda la provincia.

La ministra Elida Rasino había ratificó hoy, al igual que ayer, que la provincia no tiene dinero para afrontar un nuevo incremento salarial, pero aseguró que puede haber avances en materia de viviendas para el sector.

"Es muy doloroso y preocupante, pero básicamente es el indicador de que debemos seguir ocupándonos del tema hasta que lleguemos un acuerdo. En ningún momento hemos dejado de buscar soluciones y de hecho hemos encontrado muchas", señaló Rasino, quien confirmó que mañana volverán a reunirse, con la amenaza de los docentes de endurecer el plan de lucha si no se eleva una pronta propuesta salarial.

En tanto, la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, señaló que el plan de lucha de los maestros santafesinos seguirá y no descarta endurecerlo si no se llega a un acuerdo en torno a la cuestión salarial, tal como lo había adelantado esta mañana Oscar Loseco, quien señaló que el problema económico de la provincia no debe dejar de lado la necesidad de recomposición salarial para los docentes santafesinos.

"El plan de lucha ha sido masivo en toda la provincia y creemos que si no hay respuesta a este reclamo el plan de lucha se va a profundizar", sostuvo Alesso, quien confirmó que el gremio de Amsafé convocará a una nueva asamblea provincial, para que los docentes decidan cuales serán las acciones a seguir.

La situación parece endurecerse hora tras hora, y el malestar sigue in crescendo y está cada vez mas lejos de calmarse. Los dirigentes no desconfían de que la provincia no se encuentre en buenas condiciones económicas, pero aseguran no ser ellos los culpables del actual déficit.

"Si hay crisis en una provincia rica como Santa Fe no somos los maestros los responsables", sentenció Alesso.

Comentá la nota