Tras la liberación de Maciel, el Sindicato de Municipales anunció paro total para este miércoles.

l secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Jacinto Sampayo, se mostró molesto por la liberación de la Carlos "Pantera" Maciel, "único detenido y con pruebas gráficas irrefutables -dijo- por el artero ataque de la Peatonal" donde fueron heridos "cobarde y vilmente" los trabajadores Walter Martínez, empleado municipal y el periodista Fabricio Glibota. Anticipó que este miércoles 22 los trabajadores municipales harán un paro total y se movilizarán en toda la ciudad en repudio a la medida judicial.
Sampayo interpreta que la decisión fue dictada "por un juez que conoce en profundidad a la delincuencia local y a una fiscal que carece de experiencia y capacidad pero que al parecer accedió al cargo con la exclusiva tarea de violentar a la sociedad con medidas como la libertad de Maciel. Un hecho así, sirve incluso para pagar quien sabe qué extraños favores" enfatizó.

Expresó "Por eso hoy hago mías las recientes palabras del periodista Pepe Eliaschev: Argentina está en vísperas de que un terrible linchamiento se produzca. Los linchadores potenciales no tienen ni tendrán excusa ni perdón, pero su mercurial furia, ilegal y perfectamente estéril, es producto directo de una tormenta perfecta".

"Claro, si lo dijera yo, esta pacata sociedad y muchos periodistas dirán que estoy azuzando, que estoy violentando el momento, que estoy amenazando a la gente, como anticipé lo que ocurriría en la Peatonal. Pero como lo dice este conocido y respetado periodista sus palabras, al parecer, valen más que la mía ¿por qué?. ¿No son amenazantes sus anticipos? ¡Sí! Pero lo único que dicen es una verdad de la terrible inseguridad que hoy vivimos. Pero ojo que la inseguridad no es únicamente el hecho delictivo, el asesinato, sino que también lo es la muerte anunciada sobre la educación, sobre la salud", manifestó.

"¿Acaso el mosquito que ocasiona el dengue es más poderoso que el hombre?. ¿Y por qué una ministra que no puede solucionar los problemas de la educación debemos sostenerla en el cargo a costa de una falta de educación de nuestros hijos, nuestros nietos. Funcionario que no sirve, debe dar un paso a costado, aceptando su fracaso", reclamó.

Sampayo preguntó si "un asesino suelto ¿no es un abuso de poder?" y exhibió el video que: "Muestra nítidamente a Maciel con el arma en la mano yendo al ataque contra la humanidad de Walter Martínez. Es un video de la gente de Glibota RID 24 y si está en la causa ¿porqué a esa prueba contundente no la tomaron en cuenta ni la nueva aprendiz de fiscal ni el juez interviniente que dictaminaron la libertad de Maciel. ¿Es que acaso ahora debemos andar como en el Fart West, armados hasta los dientes? Esto sería atentar contra la paz social y ni yo en lo personal ni los trabajadores chaqueños queremos esto"

enfatizó".

Además hizo entrega de fotos de dicha instancia (el arma en manos de Maciel) a los presentes y a continuación sostuvo al dirigirse a la comunidad cuando adelantó que

"son los propios funcionarios los que están incitando a una pueblada como la de

Valentín Alsina" para recordar que:

"Este tipo de reacciones son producto de la confusión de los roles que cada poder del Estado tiene en la prevención del delito", fue el unánime comentario hecho por curiosos y la propia Comisión de Fiscales de Lomas de Zamora cuando debió salir a repudiar la agresión que sufriera el fiscal Enrique Lázzari. Es que la reacción de la gente que estaba

presente en los trágicos momentos que siguieron al asesinato de Daniel Capristo, 45 años, chofer de Andreani, producido por una Bersa 380 disparada por un menor de 14

años, era una bomba de tiempo que hace rato se anunciaba en esferas populares que claman por una justicia rápida, oportuna, diligente y con fallos que castiguen y no premien a los delincuentes. Y una policía preventora, de asistencia rápida y eficaz. Una bronca retroalimentado de más violencia cuando ¡qué casualidad! apareció un patrullero

para salvar al pequeño asesino de la turba popular que había logrado prenderlo.

Por eso, todo se descargó sobre las humanidades del nombrado fiscal y del subsecretario de Seguridad de Lanús, Reinaldo Simone, que debieron huir apenas protegidos por dos policías.

En Resistencia, un amanecer después, se produce la libertad de quien ha sido sindicado, filmado, es decir acusado con pruebas casi irrefutables, arma en mano, por la artera y cobarde agresión a Walter Martínez. Lo dispuesto por nuestra Justicia nos provoca una extraña perturbación.

Es que a Carlos "Pantera" Maciel no le han servido para mitigar su culpabilidad los constantes cacareos de su abogado defensor. Fue la circunstancia de haberse declarado en huelga de hambre la que motivó -al parecer- su libertad. Ahora la pregunta del millón: ¿Y si mantiene la misma patología de los violadores?. Es que las estadísticas no mienten: Es así que de 10 violadores inculpados y detenidos, cuando uno de ellos queda libre sea por algún tecnicismo o por mostrarse como buen presidiario, vuelve a violar porque es lo natural de su estado patológico.

En el caso de Maciel ¿reincidirá en su cobarde actitud de atacar por atrás tal

cual lo muestra el video RID 24?. Mientras, él arguye en forma mediática que el arma

le "fue puesta en la mano". Imposible plantar una prueba de ese tipo y más aún que

sea filmada por una cámara.

No esperemos que se produzca otro hecho aberrante para que la gente reaccione

contra esa justicia que ahora mostró su espíritu de cuerpo en defensa de un

fiscal que sólo pretendió cumplir con su deber en un momento impensado, a la hora

y lugar equivocados.

Simplemente recordemos los dichos de Facundo, el hijo del camionero Capristo asesinado en Valentín Alsina de 9 balazos por un precoz delincuente de 14 años:

"Si el chico tuvo los huevos para tomar un arma y matar a mi padre, que tenga los

huevos para ir preso", sentenció Facundo.

Aquí traslademos la situación al propio Carlos Maciel, para que tenga los huevos de asumir su culpabilidad pidiendo perdón a sus conciudadanos, por cuanto es un hombre grande que conoce los hechos, las circunstancias y a las personas porque vive en Resistencia. O acaso ¿debemos esperar otras puñaladas para que se llegue al acto fatídico que impulsó al pequeño asesino del camionero?

Walter Martínez superó una ¿tendrán que dormir, tanto él como su familia, con un ojo visor en las largas noches del invierno que se viene por si esta "Pantera" no le muestra las otro ocho garras?

Por supuesto, tendremos aquí similar escenario graficado, ya que los verdaderos culpables de esta falta de seguridad dirán -como el caso del dengue- que se trata de un enredo político y no del fracaso de un funcionario incapaz.

Pero ojo que una pueblada de este estilo no surge espontánea sino que es la sumatoria de viejas historias delictivas (¿o es que el delito lo tipifica un padrino político?). Y uno hoy debe preguntarse si es o no mera casualidad o causalidad que jamás es asaltado o muerto (Dios quiera que ello no ocurra) el hijo de un diputado, de un juez, de un docto de la ciudad. Y si de muestra basta un botón de esta lenta y complicada justicia chaqueña allí está sin definición la golpiza de la avenida Sarmiento y muchos crímenes que, claro, como no son de lesa humanidad no merecen rapidez judicial. Acaso un crimen cualquiera ¿no es de lesa humanidad?. ¿O para llegar a esta categoría la víctima tiene que tener un tufillo al zurdaje?

Debo apelar públicamente a quienes dictan fallos en contra de toda lógica procesal que no deben olvidar de dónde vienen, que le deben sus actuales puestos judiciales y su actual posición social a viejos y queridos caudillos que tuvieron fe en ellos. Si hoy se levantaran de sus tumbas en esta realidad, menuda sorpresa se llevarían ante la ¿cobardía? ¿complacencia? que muestran sus dilectos amigos o hijos de amigos. De allí la pregunta: "un asesino suelto ¿no es un abuso de poder?"

Finalmente, por culpas de lo que aquí digo, volverán a calificarme como el provocador de siempre, el patotero amenazador, olvidando que simplemente lo que hago, lo que debo hacer, es defender la vida y dignidad de mis compañeros municipales", finalizo diciendo el secretario general del Sindicato de Municipales, Jacinto Amaro Sampayo.

Comentá la nota