Tras una larga sesión y sin el voto del radicalismo, se aprobó el presupuesto 2009.

Minutos antes de las 19, después de varias horas de discusiones, los concejales de la ciudad aprobaron el presupuesto municipal 2009, con el voto positivo de los integrantes de los bloques justicialistas (FPV-PJ, FPV y FPV Gremial).
Si bien se pensaba que el bloque radical acompañaría el proyecto oficial, sobre último momento, los ediles de la UCR desistieron de emitir su voto, porque el oficialismo no acompañó el proyecto de ordenanza elaborado por Carlos Ocaña, que establecía modificaciones a la ordenanza fiscal e impositiva, por los incrementos en el ABL.

“Cuando aprobamos la norma, lo hicimos bajo una serie de condiciones que luego el Ejecutivo no respetó”, explicó Ocaña en el programa Otro Día, por Radio Universal.

“Si bien no se iban a aplicar aumentos en las tasas, los hubo. Nos sentimos defraudados en nuestra buena fe”, agregó el edil.

Finalmente, explicó que “ante lo que pasó, tenemos el derecho de pensar que no se iban a respetar las condiciones que habíamos convenido para aprobar el presupuesto”.

Comentá la nota