Tras una larga espera, la UE comienza a funcionar bajo las reglas del Tratado de Lisboa

La Unión Europea comenzó ya a funcionar bajo las nuevas reglas del Tratado de Lisboa, que entró en vigencia el martes, y nombró formalmente a los nuevos responsables comunitarios que establece el texto.

Los ministros de Justicia comunitarios dieron la aprobación formal al nombramiento del belga Herman Van Rompuy como primer presidente estable del Consejo Europeo y de la británica Catherine Ashton como alta representante para Política Exterior y de Seguridad Común.

Ambos ejercerán su cargo de forma efectiva a partir del martes, Van Rompuy por un período de dos años y medio (hasta el 31 de mayo de 2012), y Ashton durante el mandato de cinco años de la próxima Comisión Europea, de la que ocupará una vicepresidencia.

También se aprobó formalmente el nombramiento del francés Pierre de Boissieu como nuevo secretario general del Consejo.

Los tres fueron elegidos por la cumbre de líderes comunitarios del pasado 19 de noviembre y lo que la Unión Europea hizo hoy fue tomar la decisión jurídica de su nombramiento.

Van Rompuy comenzó a acudir a la sede del Consejo de la UE, donde estará su oficina, mientras que Ashton de momento continúa trabajando en la sede de la Comisión Europea.

Ambos tienen ya desde el martes sus espacios propios en la página de internet del Consejo de la UE.

Además, en otras decisiones aprobadas sin debate, el martes se oficializaron los nuevos reglamentos sobre el funcionamiento del Consejo de Ministros y del Consejo Europeo, así como otro sobre el funcionamiento de las presidencias rotatorias.

De hecho, los consejos de ministros que se celebraron el martes en Bruselas tienen dos partes, una según las normas anteriores al Tratado de Lisboa y, tras la aprobación formal de esas decisiones, otra según los nuevos mecanismos, explicaron fuentes comunitarias.

Comentá la nota