Tras lanzamiento de misil, Corea del Norte advirtió a Japón

Corea del Norte advirtió a Japón que evite la búsqueda de fragmentos del misil lanzado el domingo para poner en órbita un satélite de comunicaciones, ya que esas acciones constituirán una "provocación militar insoportable".
El gobierno japonés analiza la posibilidad de recuperar los fragmentos del misil que cayeron en el mar tras el lanzamiento realizado el domingo, plan que concretó Corea del Norte pese a las advertencias de Estados Unidos, Corea del Sur y Tokio.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas norcoreanas, según reportes de la agencia oficial KCNA, dijo que la búsqueda de Japón es un "espionaje, una interferencia en los asuntos internos y una provocación militar insoportable que viola el derecho soberano de nuestra república".

"Nuestra fuerza revolucionaria, como fue declarado, no descuidará la provocación de las fuerzas reaccionarias japonesas, nuestro enemigo de 100 años, y no perdonará la violación de nuestra soberanía", advirtió.

Rusia, en tanto, consideró "contraproducente" persistir en las amenazas de sanciones contra Pyongyang.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, ratificó que Moscú apoya las decisiones tomadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, pero dijo que es necesario evitar medidas que provoquen inestabilidad en la región.

Rusia, como China, rechazó la posibilidad de imponer nuevas sanciones a Corea del Norte tras el lanzamiento del satélite, plan que según Estados Unidos, Corea del Sur y Japón escondía la prueba con un misil intercontinental con capacidad nuclear.

Estados Unidos advirtió que el lanzamiento constituyó una violación de la resolución 1.718 de Naciones Unidas y reclamó una "acción fuerte" de la comunidad internacional.

Corea del Norte sostiene que el plan para la puesta en órbita del satélite de comunicaciones está enmarcado en el desarrollo de sus recursos tecnológicos con objetivos pacíficos.

Pyongyang manifestó, asimismo, que cualquier intervención contra esos planes anulará las negociaciones para el desmantelamiento de sus planes nucleares, tratativas de las que participan Corea del Sur, Estados Unidos, Rusia, China y Japón

Comentá la nota