Tras la jura, la oposición coincide en que habrá más protagonismo del Congreso

Carrió sostuvo que "terminó esa rara ficción de seis meses donde parecía que Kirchner tenía todo el poder". Para Pino Solanas, "se acabó la máquina levantamanos". Y Solá habló del "final de una época de abusos y atropellos".
Tras la áspera sesión preparatoria de ayer en Diputados, en la que se puso en evidencia un alto a la hegemonía kirchnerista en la Cámara baja, la oposición coincidió esta mañana en que de aquí en más el Congreso tendrá más protagonismo. Y criticó las desprolijidades de la ceremonia de jura.

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien juró como diputada, afirmó que la nueva conformación del Congreso demuestra que "terminó esa rara ficción de seis meses donde parecía que (Néstor) Kirchner tenía todo el poder", y consideró que el ex presidente, durante la sesión parlamentaria, "era un hombre vencido".

"Se terminó la era de la prepotencia", celebró. Tras aplaudir el acuerdo que permitió a la oposición asegurarse el control de las comisiones, juzgó un "acto de grandeza" el del PJ disidente al haber votado a favor de que el oficialismo se quedara con la vicepresidencia segunda de la Cámara baja, "cuando le correspondía" a ese espacio anti K.

En declaraciones a las radios Continental y Mitre, Carrió sostuvo que, de ahora en más, el Congreso dejará no sólo de ser una "escribanía", sino que responderá a la expectativa de la "gente que estaba muy desencantada porque pensaba que su voto del 28 de junio no había tenido efectividad".

En tanto, el jefe del bloque de diputados del Peronismo Federal, Felipe Solá, dijo que Néstor Kirchner "se niega a ver la realidad" y aseguró que el recambio legislativo fue una "durísima derrota" para el ex presidente y marca "el final de una época de abusos y atropellos del kirchnerismo".

Por su parte, el diputado electo de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas, sostuvo que a partir de la nueva conformación parlamentaria "se acabó eso de que el oficialismo quería llevarse puesto a todos", e insistió en que culminó la etapa de "la máquina levantamanos" que imponía el kirchnerismo.

Solanas calificó de "día histórico" lo ocurrido ayer en la Cámara de Diputados, donde una alianza entre el radicalismo, el peronismo disidente, la Coalición Cívica, el PRO y algunos sectores de centroizquierda le quitó al Frente para la Victoria el control de todas las comisiones.

"Fue un día histórico, se vino trabajando muy seriamente. Se aprende en la experiencia y el dolor, pero se acabó eso de que el oficialismo quería llevarse puesto a todos", remarcó el cineasta en diálogo con radio La Red, quien ayer juró como diputado nacional.

Por su parte, la diputada de Unión-PRO Lidia "Pinky" Satragno, quien presidió la ceremonia de juramento de los nuevos legisladores por ser la legisladora de mayor edad, aseguró hoy que los representantes del kirchnerismo "no tuvieron más remedio que bajar" para participar de la sesión "porque era un papelón" que el acto se desarrollara de todos modos con el quórum aportado por la oposición.

"Creen que pueden seguir avasallando el Congreso nacional. El papel que le han hecho jugar al poder legislativo en estos seis años es tristísimo", se quejó "Pinky" en declaraciones a radio Continental.

Comentá la nota