Tras la interna, plantean que Lunghi "se cree dueño del pueblo y que va a manejar la UCR"

"No tiene relación con nadie y cree que todos deben ser subordinados o sometidos a él" disparó Honores, en un tono hasta más crítico que la oposición tandilense. Tildó al jefe comunal tandilense de patrón de estancia y antidemocrático.
Una inusitada virulencia de uno a otro lado mostraron ayer los comicios del radicalismo en la Quinta Sección Electoral, que tiene al tandilense Carlos Fernández y al senador Enrique Honores autoproclamándose triunfadores de una interna que, finalmente, definirá la Justicia Electoral.

En diálogo con Multimedios El Eco, Honores usó pocas palabras para arremeter contra la figura del intendente Miguel Lunghi: "Mire, el intendente (Lunghi) es muy particular. Se cree que es dueño del pueblo, que va a manejar el partido, se cree que tiene que ser la referencia, ésa es la característica que tiene. Y le va bien por supuesto", ironizó ayer el senador de la UCR, que fue jefe comunal del Partido de la Costa por varios períodos.

Y agregó: "Son sus características y hay que respetarlo, pero él no tiene relación con nadie y cree que todos deben ser subordinados y sometidos a él. Nosotros somos dirigentes de muchos años y he sido 16 años intendente, por eso tengo algunos años más que él en ese sentido, por eso creo que debe ser respetuoso con nosotros como lo somos con él".

En un tono inédito por la dureza, Honores les dijo a sus correligionarios de Tandil que "hay que ser claros en esto, porque la gente se cansó del doble discurso y de la simulación".

Paralelamente, reiteró que "en el Municipio de la Costa hay una impugnación por parte de este sector, en relación a algunas mesas de unas localidades. Se trata de impugnaciones cruzadas, porque nosotros lo hemos hecho también en algunas de Tandil, donde han votado afiliados que no están en el padrón en una cantidad considerable".

En ese sentido, remarcó que a su entender "esa actitud que hubo en Tandil me parece que está violando las normas internas partidarias, porque en Miramar hubo casos (similares) en los que no se dejó votar porque no estaban en el padrón".

Esas impugnaciones impiden "tener el número que ha sido elevado a la Junta Electoral" reiteró Honores, quien siguió los comicios desde varias escuelas de la Costa Atlántica el domingo pasado.

Ayer recién la junta recibía los datos precisos: "De acuerdo a los números que tenemos estamos ganando la elección, incluso si se impugnara parte de los votos en los distritos de la costa, y estamos a la espera de esos resultados".

Tanto Fernández como Honores buscaban ayer en la Justicia Electoral el triunfo. "Vamos a defender el resultado y no vamos a aceptar tampoco actitudes, tipo bravuconadas, que quieran ensuciar, empañar o afectar mi honor. Eso no lo vamos a permitir", se quejó tras las acusaciones sobre fraude que instaló el lunghismo desde muy temprano en la mañana del domingo.

"En Tandil votaron

200 sin empadronar"

El actual legislador del radicalismo recordó que "siempre hemos ganado elecciones con claridad y contundencia, como ocurrió el domingo, que fue una elección absolutamente fiscalizada por todos los sectores".

Sobre el descreimiento que pueden generar las acusaciones de fraude dentro de la UCR, el dirigente dijo que "uno aspira a que esto se esclarezca rápidamente, porque no llegamos ahora a la política, cuando he sido ya intendente, diputado y senador. Siempre he ganado legítimamente y nunca me he prestado a estas cuestiones".

Y en ese sentido, reiteró para cerrar que "no vamos a permitir que se elabore un discurso como éste, por más Carlos Fernández que se trate o por más intendente Lunghi que sea, no vamos a permitir que estos señores pretendan ensuciarnos a nosotros. Defenderemos el resultado y haremos las denuncias que tengamos que hacer, por el fraude que se ha cometido en Tandil como consecuencia de hacer votar 200 personas que no deberían haber votado, y que han engrosado un resultado que no es real".

La Junta Electoral dará

las certezas al resultado

En diálogo con Multimedios El Eco, el presidente de la UCR en la provincia Daniel Salvador dijo ayer que "lamentablemente en la Quinta Sección electoral, en una elección muy reñida, van a llegar impugnaciones a la Junta Electoral y nuestra idea es que se aboque primero que nada a esa sección para despejar rápidamente y tener un resultado que refleje lo que verdaderamente pasó en las urnas".

"Es muy importante la definición que pueda tomar ese organismo sobre las características de las impugnaciones, y a partir de allí buscar certeza en un resultado que nos daría tranquilidad a todos" señaló el dirigente.

Si la junta observa, se puede resolver el conflicto ahí mismo, pero no se descarta que hasta pueda intervenir en estos casos el Tribunal de Conducta de la UCR en la provincia.

Hasta 48 horas es el plazo en el que puede expresarse la junta, mientras que el Tribunal de Conducta se constituirá en pocos días, casualmente el sábado venidero, según expresó Salvador.

Comentá la nota