Tras insultar a medio Uruguay, renunció.

Tras insultar a medio Uruguay, renunció.
Dice que se apasionó cuando criticó a sus compañeros, a la oposición y a todos los uruguayos. Unas fotos suyas en la ducha se vieron en Facebook.
La ministra del Interior de Uruguay, Daisy Tourné, presentó este viernes su renuncia tras la polémica surgida anoche, cuando en una reunión con jóvenes socialistas insultó a la oposición y criticó a sus propios compañeros en el Parlamento.

En una rueda de prensa convocada de urgencia, Tourné explicó las razones de la renuncia presentada al presidente del país, Tabaré Vázquez, y pidió disculpas por sus palabras.

"Debo reconocer que me ganó la pasión, como suele sucederme, como me ha sucedido siempre en la vida, pero ahora apelo al sentido de la responsabilidad y a primera hora de la mañana tomé la decisión de presentar al presidente de la República mi renuncia indeclinable", que, dijo Tourné, aceptó Vázquez.

Los principales líderes de la oposición habían reclamado el cese de la ministra. "Ella misma confirma lo que nosotros decimos: no está preparada para el cargo. Es necesario que el presidente la remueva", había indicado el precandidato del Partido Colorado a las elecciones del próximo mes de octubre Luis Hierro López, a quien Tourné llamó "burro".

En su intervención ante los jóvenes socialistas, retransmitida anoche por el Canal 10, Tourné empleó palabras de alto voltaje contra la oposición y defendió su imagen atacada por anteriores polémicas, como aquella en la que unas fotos suyas en la ducha aparecieron en el portal Facebook.

La derecha, afirmó Tourné, "dice que la ministra es una desequilibrada, además de lesbiana, de tener 18 amantes, además de vivir en Facebook y borracha en Fun Fun, un famoso local de tango y variedades de Montevideo.

Y añadió: "Porque si la loca está loca, y además en pedo ¿Cómo va a dirigir la seguridad pública?".

En otro momento de su intervención, la ministra se refirió a los debates parlamentarios.

"Que me perdonen mis compañeros, pero dan vergüenza esos niveles de discusión como también oir a otra legisladora de nuestro partido político gritando conchuda", aseveró.

También criticó a los uruguayos que se quejan del aumento de la inseguridad ciudadana y dijo:"El sueño dorado del uruguayo no es tener casa propia; es tener el policía propio", pues "el mismo que reclama más policías, dice que todos los policías son corruptos, hijos de puta y ladrones".

Comentá la nota