Tras informe, en 15 días preadjudicarían Chihuido I

El ingeniero Elías Alberto Sapag informó que se envió el pedido de un flujo de caja a las empresas que presentaron ofertas. Llegará la respuesta el próximo jueves, y en 15 días más la obra podría ser preadjudicada. La adjudicación definitiva se hará una vez que se sepa cómo financiará el Estado nacional.
El ingeniero Elías Alberto Sapag, a cargo de llevar adelante todo el trámite que derivará en la preadjudicación de la represa Chihuido I, anticipó este sábado que se les envió a las empresas participantes de la licitación un pedido de informes sobre el flujo de caja, concretamente sobre cómo calculan los ingresos y egresos necesarios para hacer la obra. El jueves se recibirá este informe, y a partir de allí, en un plazo de unos 15 días, los equipos técnicos integrados por el gobierno nacional y provincial podrán elegir la que consideren mejor oferta, preadjudicar, y comenzar el proceso de elaboración del contrato para la adjudicación definitiva.

Sapag habló con periodistas de este diario en el programa Sin Pelos, por FM Récord 104.7, y realizó distintas consideraciones sobre una obra que –una vez que se ponga en marcha- será de mucha importancia para la provincia, porque significará un movimiento económico importante, con capacidad de generar miles de puestos de trabajo durante el lustro que duraría su construcción, más el valor que implicará la represa terminada, que incluirá una central de generación eléctrica que se conectará al Sistema Interconectado Nacional para aportar electricidad al país.

Lo que sigue es parte del diálogo de Sapag con periodistas de este diario:

¿Se ha registrado alguna novedad en el proceso licitatorio para Chihuido I?

Ha habido una gran competencia empresaria, evidentemente. Hay que considerar, por ejemplo, que Odebrecht bajó el precio de 2.700 a 1700 millones de dólares. También bajaron el precio de la energía. Y aumentaron el financiamiento, hasta llegar al 66 por ciento. Todo en el afán de competir.

No necesariamente la empresa que presente la obra más barata es la que pueda tener el mejor resultado. Hay que analizar varios factores. La primera composición a tener en cuenta es el financiamiento, el que tenga más es el que aporta más dinero y recibirá una especial consideración. Por otra parte, el valor de la energía, que puede ocultar una obra más barata pero que en definitiva el negocio a la postre sea más caro.

Así que la dificultad fue encontrar un patrón de evaluación. Ayer (por el viernes) hemos enviado a las empresas una solicitud de flujo de caja para que nos expresaran los datos que nosotros necesitamos para comparar la oferta. Nos tienen que abrir el flujo de caja, cómo ingresan los dineros para hacer la obra, y cómo se componen los egresos. Esto nos dará el panorama, retrotrayendo el valor presente de la obra, sin intereses, vamos a saber cómo estamos. De hecho, le voy a decir que la obra será más barata de lo que nosotros la presupuestamos. El jueves de la semana que viene recibiremos la información de las empresas.

¿Se mantiene el compromiso de financiamiento estatal a través de ANSES?

Sigue firme el tema ANSES, pero en realidad hay varias posibilidades. Puede ser esa, ó a través del Tesoro como un Aporte no Reintegrable. Estamos en conversaciones.

La empresa que aparece con mejores aportes de financiación estaría mejor posicionada en la competencia. Pero hay que ver. Queremos que los empresarios no tengan una renta exagerada, sino que ganen lo que tienen que ganar.

Rápidamente elegiremos alguna de las ofertas, con los grupos técnicos del Banco de la Provincia, que están trabajando en el tema financiamiento. Esperamos que la Nación acompañe después de la evaluación a concretar la obra.

¿Qué empresa hizo la mejor oferta de precio de la electricidad, por megavatio/hora?

El precio más bajo lo presentó Roggio, y también el precio más bajo de la represa. Pero también presentó el menor financiamiento, y más caro, porque los bancos rusos prestan a la tasa libor más el 8,5 %, más unas comisiones que son bastante elevadas, casi 5 por ciento. También un descuento de certificados de obra, de 8 por ciento, a partir del sexto año. Por otra parte, también influyen otros costos, de voladura, de hormigón. Hay que analizar bien todo, para que lo que aparece como más barato sea efectivamente así al cabo de toda la evaluación. Son estrategias empresarias, debemos tener abierto el panorama para elegir lo mejor.

Creemos que dentro de 15 días tendríamos la mejor oferta seleccionada ya la mejor oferta, en función de todos estos componentes.

¿Allí ya estarían en condiciones de adjudicar la obra?

En realidad vamos a preadjudicar, primero. La adjudicación definitiva se dará en un proceso en el que hay que tener en cuenta la composición de dineros que aportará la Nación, la formación del fideicomiso que debe hacer el empresario para poder aportar los dineros propios y del Estado, y debemos tener una negociación previa de todos los aspectos técnicos. Allí recién vamos a empezar a delinear el contrato de concesión. Es un trabajo intenso, cuidadoso, para tener absoluta seguridad de los términos que pondremos en el contrato de concesión.

Comentá la nota