Tras el granizo, suben las ventas de agroquímicos

Los de mayor demanda son los productos que previenen los hongos causados por la humedad.
Luego de la dañina granizada y tormenta del fin de semana último en el sur provincial, que afectó principalmente los departamentos de 25 de Mayo y en menor medida a Sarmiento, los productores sanjuaninos, ante el miedo de que las enfermedades que aparecen después de esos fenómenos lleguen a sus fincas, se volcaron masivamente a consultar y comprar químicos que prevengan peronóspora y oidium, según surgió de un sondeo realizado en los negocios del rubro.

Los altos porcentajes de humedad provocan que la vid sufra importantes daños que repercuten directamente en la calidad final de la uva. Si bien en los parrales donde cayó el granizo, poco se puede hacer, los viñateros aspiran a que la humedad no siga enfermando a la planta, y en el peor de los casos, se genere la temida podredumbre.

Este diario consultó a cuatro de los principales negocios que comercializan agroquímicos en San Juan y todos coincidieron que las consultas y la venta de químicos para prevenir los nefastos efectos de la peoronóspora y el oidium aumentaron sensiblemente en los últimos días.

"Los viñateros agarran ahora lo que pueden, con el antecedente del año pasado y las lluvias del otro día, saben que la peste puede atacar sus plantas y perder buena parte de su producción. Claramente a nosotros las ventas en 48 horas se duplicaron", comentó un vendedor de Nutrientes agroquímicos.

Lo que buscan los productores de vid, es un químico capaz de prevenir las enfermedades que se generan en los parrales producto de los altos porcentajes de humedad, para ello lo más usado es el Oxicloruro de Cobre.

La ventaja es que esos productos -cuyos precios son significativamente altos para el bolsillo del productor- no han sufrido aumentos fuertes este año. Ayer la bolsa de 25 kilos de Oxicloruro de Cobre se ofrecía a 570 pesos y rinde de 3 a 5 Kg. por hectárea.

Fernando García, de Agroconsulta, dijo que "este año se han dado cuenta (los viñateros) que la peronóspora es lo suficientemente dañina como para hacer perder el trabajo de todo un año, por eso muchos tomaron precauciones desde inicio de la temporada y otros, lo hicieron los últimos días con el apuro que generó la inestabilidad climática", destacó.

Para el caso de que la planta tenga signos de podredumbre, lo que aplican comúnmente es Carbendazi, que es un fungicida preventivo, pero si el deterioro es mayor se aplican químicos más potentes.

Comentá la nota