Tras los gestos del Gobierno, Moyano llamó a su tropa a defender la gestión

Tras los gestos del Gobierno, Moyano llamó a su tropa a defender la gestión
Fortalecido, el camionero anticipó que no aceptará condicionamientos a su jefatura en la CGT.
Envalentonado por haber recuperado el control de fondos para las obras sociales, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, reunió el miércoles por la noche a un centenar de gremios que le responden y les anticipó que continuará respaldando el proyecto de los Kirchner y defenderá su liderazgo en la central sindical.

"Vamos a seguir con los que quieran estar, ningún sector va a condicionar al secretario general de la CGT", apuntó su mano derecha, el titular del gremio de los taxistas, Omar Viviani.

El encuentro fue la culminación de una semana llena de contrastes sobre la situación del camionero. Primero desplazaron a su hombre al frente de la Administración de Programas Especiales (APE), Hugo Sola; al mismo tiempo el camionero salió a elogiar a Eduardo Duhalde y en la central obrera los "gordos" e "independientes" dejaron trascender que le pedirían la renuncia o limitarían su margen de acción. Pero luego de un intercambio con Néstor Kirchner y de la intervención directa del ministro de Planificación, Julio De Vido, Moyano recobró fuerzas.

En el sindicato de Marítimos (SOMU) donde Omar Suárez hizo de anfitrión se reunieron representantes de 104 gremios, en su mayoría de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), además de Amadeo Genta de los Municipales y Mario Manrique del Smata.

Una de las definiciones del moyanismo puro fue la preparación de una solicitada para el próximo jueves respaldando la conducción del camionero. Según revelaron, además, Moyano insistió en "la defensa del modelo" y dijo que avalará "todos los cambios que lleve adelante Kirchner".

El cambio de pulso político para el entorno del camionero fue tal que se ilusionan con convocar a un acto el próximo 17 de octubre para movilizar a los trabajadores, casi una replica del multitudinario y cuestionado acto del pasado 30 de abril en la 9 de julio en el que Moyano llamó a votar por los Kirchner.

Asimismo, el camionero tiene previsto convocar a una reunión de consejo directivo para la semana próxima.

De todas formas, y pese a las señales que llegaron de la Casa Rosada, los "gordos" prometen seguir dando batalla. "Que lo apoye a Moyano este Kirchner no es lo mismo que ese mismo apoyo dos años atrás. Es un Gobierno complicado y Hugo sigue muy pegado a como le vaya a ellos", comentaron.

Además de recuperar el control de los fondos de las obras sociales en un hecho inédito, -el hombre que había designado el flamante ministro de Salud, Mario Koltan, duró 48 horas-, el camionero tuvo otros dos espaldarazos.

Primero, fue designado Mariano Recalde, hijo del diputado y asesor del camionero, Héctor Recalde, al frente de Aerolíneas. Y, al mismo tiempo, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, talló para liberar 470 millones que irán a manos de los camioneros, un factor clave en el principio de acuerdo que hay entre su gremio y los empresarios en torno al 17%.

Comentá la nota