Tras el escándalo en La Palomita, interviene el HCD

Dos bloques peronistas cuestionan el proceder del Departamento Ejecutivo en el conflicto desatado en la sociedad de fomento del barrio La Palomita.
El Frente Unión Vecinal analiza modificar la actual ordenanza que regula a las entidades barriales bajo la ficticia denominación de Organizaciones Libres del Pueblo.

El Partido Socialista aportó un proyecto para crear una Subsecretaría de Organizaciones Sociales Intermedias y el gobierno municipal podría avalar la conformación de una federación de sociedades de fomento.

Tres de los cinco bloques que conforman la actual composición del desmembrado Concejo Deliberante no resultaron indiferentes a la desprolija asamblea extraordinaria que proclamó a los integrantes de la lista (única) Celeste y Blanca para que se hagan cargo de la sociedad de fomento del barrio La Palomita por los próximos dos años.

En la sesión celebrada ayer, desde el bloque Reafirmación Peronista solicitaron al Departamento Ejecutivo que anule el acto del domingo y fije fecha para un “genuino llamado a elecciones libres y democráticas” para que los vecinos decidan en las urnas a los dirigentes que quieren para que controlen los destinos de la entidad barrial hasta diciembre de 2010.

El pedido es comprensible ya que este bloque responde al ex intendente Miguel Prince, figura política a la que adhiere abiertamente el vecino Martín Peredo, ahora virtual proscrito candidato de la lista opositora. Peredo es el referente de quien fuera jefe comunal durante 12 años, casi el mismo tiempo que comandó sin oponentes la institución vecinal hasta que el gobierno de Graciela Rosso lograra desplazarlo a través de estrategias que son cuestionadas por diferentes partidos políticos.

Iris Bustos, del bloque Compromiso Peronista, cuestionó el proceder del Departamento Ejecutivo en los meses que arrastra el conflicto en la sociedad de fomento. “Lo que hicieron es totalmente ilegítimo”, dijo, y adelantó que desde ese sector impulsaban presentar un pedido de comunicación para que el DE brinde las explicaciones por las cuales se impidió a los vecinos que eligieran a sus dirigentes barriales. “La asamblea fue totalmente antidemocrática y patética”, opinó, y recordó que este problema en La Palomita comenzó a gestarse cuando Miguel Prince era todavía intendente, época en la que el sindicalista y luego interventor Ernesto Viera propuso “tomar” la sociedad de fomento. “Esto nunca estuvo bien manejado porque con el “Negro” (Martín Peredo) siempre alguna agachada había y después eso se paga. Yo participé de dos asambleas donde terminaron enfrentados los vecinos. El ‘Negro’ es un tipo muy especial: hay gente que lo quiere y otros que le tienen miedo, esa es la realidad”.

PROPUESTAS DE FONDO

Para evitar que se repitan hechos como los acontecidos el domingo, el bloque Frente Unión Vecinal (FUV) estudia modificar la ordenanza vigente. Esta normativa aprobada en su momento por la mayoría de concejales princistas, subordina a las sociedades de fomento y otras entidades intermedias -bajo el eufemismo de “Organizaciones Libres del Pueblo (OLP)”- al gobierno de turno.

Ahora, desde el FUV buscan devolverle la autonomía perdida. Para eso, podrían solicitar la derogación de la ordenanza y presentar otra norma superadora que contemple que las entidades sean independientes en su funcionamiento, constitución y control del gobierno municipal. “Tanto el gobierno de Prince como el de Rosso se basan en esa ordenanza para nombrar Comisiones Normalizadoras e introducir su gente dentro de las entidades”, dijo el vecinalista Oscar Luciani, quien propone dejar en manos del municipio el rol de regular que cumplan con los pasos legales para que puedan acceder a un subsidio o eximirlas del pago de tasas.

El Partido Socialista, este miércoles, acercó un proyecto de ordenanza referido al funcionamiento de “organizaciones sociales e instituciones intermedias”. Entre los aspectos más relevantes, la propuesta menciona la necesidad de contar con un registro municipal que establezca los requisitos para obtener el reconocimiento municipal, propone un modelo de estatuto social, demarca el radio de acción de las instituciones y cómo debería ser la administración de las mismas y hasta propone crear una Subsecretaría de Instituciones Intermedias de Organizaciones Sociales.

Desde el gobierno municipal estudian conformar una federación de sociedad de fomento, según confió un dirigente barrial de tendencia radical que tiene buen trato con la administración Rosso.

Comentá la nota