Tras el escándalo, en la Corte sólo hubo silencio

Una vez más, tras la explosión de un escándalo institucional interno, en la Corte de Justicia decidieron resguardarse en el silencio.
Ayer, ninguno de los integrantes del máximo tribunal quiso responder de las 39 personas que designaron en el Poder Judicial sin un concurso previo y mucho menos, explicar por qué hay tantos parientes de jueces, fiscales, funcionarios y de ellos mismos entre los flamantes empleados. Humberto Medina Palá y Abel Soria Vega dijeron que no van a hacer declaraciones y el presidente del cuerpo, Juan Carlos Caballero Vidal, le pidió a este medio a través de una de sus secretarias que le "llame a las 11 de la noche para ver si ahí lo puedo atender".

DIARIO DE CUYO intentó cinco veces hablar con los ministros de la Corte sobre las 39 designaciones sin concurso que salieron a la luz con nombre y apellido el jueves; y en todas recibió negativas. En el segundo piso del palacio de Tribunales, las dos secretarias del máximo tribunal dijeron en la mañana una y otra vez que Medina Palá, Soria Vega y Caballero Vidal estaban ocupados y que no podían atender las requisitorias periodísticas. Mientras que de Carlos Balaguer y Adolfo Caballero informaron que están de licencia por razones de salud.

Ante la primera consulta, fue imposible hablar con el presidente porque "hace rato que está reunido con una jueza", dijeron en su despacho. La segunda vez, Medina Palá y Soria Vega mandaron a decir que estaban trabajando en unos expedientes y que no tenían tiempo. Y en la tercera, luego de que este medio comunicara que tiene tiempo "hasta la una de la mañana", por ser su horario límite de cierre, una de las secretarias respondió que Caballero Vidal "todavía está con los jueces y no lo puedo molestar", aunque no se pudo saber con quiénes.

En el cuarto intento, la respuesta fue: "le dije al doctor Caballero Vidal que usted tiene tiempo hasta la una de la mañana y él me dijo que le llame a las 11 de la noche, para ver si lo puede atender". DIARIO DE CUYO intentó comunicarse vía telefónica a esa hora con la máxima autoridad de la Corte, pero fue infructuoso, no atendió.

Soria Vega y Medina Palá tampoco quisieron hablar en el estacionamiento de Tribunales, segundos antes de subir a los autos oficiales para retirarse. "Ahora no voy a hacer declaraciones", dijo el primero. "Idem", agregó su compañero.

Las 39 designaciones son interinas y se realizaron a través de una acordada de la Corte de Justicia de fecha 30 de septiembre. No se hizo un concurso para determinar la idoneidad de los nuevos empleados y para peor, dos fuentes de Tribunales confirmaron que al menos 17 son hijos, nueras, yernos y sobrinos de cortistas, magistrados, fiscales y hasta funcionarios del Ejecutivo y un diputado.

Para designar sin concurso, la Corte se basó en el artículo 207 de la Constitución, que dice que tiene atribuciones para nombrar, trasladar y remover a los empleados judiciales. Sin embargo, hay abogados que, además de poner el acento en el aspecto ético por los parientes nombrados, dicen que el artículo 45 de la Carta Magna obliga a todos los Poderes del Estado a hacer concursos.

Ayer, en Tribunales y en las confiterías de las zona no se habló de otra cosa. Inclusive, un magistrado reconoció que fue tema de una larga charla con varios de sus colegas. Y en las mesas de café se escucharon cuestionamientos hacia la Corte.

No es la primera vez que hay controversia por las designaciones. En 2005 estalló el sonado caso Recio, cuando una aspirante denunció que el secretario Administrativo de la Corte, Luis Recio, le adelantó bajo cuerda las preguntas de la prueba escrita del concurso para ingresar a Tribunales. En ese entonces, los miembros de la Corte también se llamaron a silencio y no dieron explicaciones para esclarecer la situación.

Desde entonces, las designaciones siempre fueron discrecionales de la Corte y los que ingresaron lo hicieron como ordenanzas, escalafón que supuestamente no obliga a concursos. Ayer este diario pidió las acordadas de esos nombramientos. En el archivo dijeron que no las tienen y en el máximo tribunal contestaron que lo debe solicitar por escrito.

Comentá la nota