Tras un encuentro entre el gobierno y bolicheros El Municipio levanta veda a boliches y surge la polémica

El fin de semana abrieron con normalidad, pese a que iban a estar cerrados por la Gripe A una semana más. La comuna adujo que es porque están bajando los casos. Duras críticas de la oposición.
El viernes por la tarde el Municipio decidió levantar la veda a los boliches que iba a regir hasta el fin de semana que viene, bajo el argumento de que los casos de Gripe A están mermando.

Además, adujeron desde la comuna, de no poder impedir una actividad a la que no se le puso freno desde Nación o Provincia.

En principio, el gobierno había pedido a los bolicheros que no abran sus puertas durante dos semanas, es decir que la medida también iba a regir durante el fin de semana pasado.

Sin embargo, el viernes por la noche el intendente Humberto Zúccaro, funcionarios del área de Salud, de la Secretaría de Gobierno y dueños de locales nocturnos se reunieron en el Palacio Comunal y se decidió levantar la veda.

"No podemos seguir prohibiendo una actividad que no fue restringida por una decisión global de Nación o Provincia, y además desde lo sanitario los casos están bajando", justificó uno de los funcionarios presentes en la reunión, con la condición de que no sea revelada su identidad. Es que al parecer, la intención de los presentes fue no dar explicaciones a la prensa, y el hermetismo por parte de algunos funcionarios —pese a que no todos se mostraron de acuerdo con la medida— así lo demuestra.

Uno de los pocos asistentes a esa reunión que habló fue el presidente del Concejo Deliberante y desde el lunes 13 intendente interino, Marcelo Castillo.

El edil, médico, señaló que la reapertura de los locales se había dado por recomendación del área de Salud. De todos modos, evitó referirse a cuestiones sanitarias.

Castillo, además, sostuvo que la idea de cerrar los boliches había sido decidida en común acuerdo con los bolicheros, y teniendo en cuenta que no hubo acciones similares por parte de los Ministerios de Salud de Nación o Provincia, se decidió revertirla.

"Los boliches de la Ciudad de Buenos Aires o de comunas vecinas están abiertos; no hubo una medida general, por lo que no se puede sostener el cierre", señaló Castillo.

Críticas

La idea de levantar una semana antes el cierre de los locales nocturnos para evitar más contagios por la Gripe A no cayó bien en la oposición.

Marcela Campagnoli, edil de la Coalición Cívica, calificó como "una irresponsabilidad" la medida de la comuna, y disparó: "Me siento decepcionada porque pensé que se iba a trabajar bien en este tema tan delicado, como la salud de las personas. Pero veo que todo sigue igual. Yo hago responsable a este gobierno por los nuevos casos o muertes que pudieran aparecer, porque si hubo baja en los registros es porque se están tomando medidas preventivas que no hay que levantar, sino profundizar".

Otro que también mostró los puños fue el denarvaísta Gustavo Trindade, quién sostuvo que es una irresponsabilidad que no se haya mantenido la veda durante un fin de semana más.

"A costa de la prevención, se prefiere beneficiar a ciertos sectores; la prioridad siempre es la salud", arremetió el concejal electo por Unión Pro.

Salud se despega

Ante los dichos de Castillo, respecto a que la idea de levantar la restricción había contado con la recomendación y el apoyo de la Secretaría de Salud, la titular de la Agencia de Vigilancia Epidemiológica, Nélida Valentini, rechazó que su área se haya manifestado en ese sentido, y de hecho opinó lo contrario.

"Creemos que una semana más de seguir con esta medida serviría para seguir cortando la cadena de contagios, pero lo nuestro es una opinión técnica, quienes deciden son las autoridades del Municipio", diferenció la médica.

A su vez, Valentini, para solidificar su postura, informó que en Pilar "el 50% de los casos que se registran son menores de 15 años, en donde se buscó evitar más contagios con el cierre de escuelas", por ejemplo, mientras que la otra mitad de casos se da en mayores de 15 y hasta 35 y 40 años, "en donde el cierre de los locales nocturnos o de concentración de gente también da resultados satisfactorios".

"No es que vaya a decir que estoy en contra o a favor de lo que dijo Castillo, pero nuestra opinión técnica es que una semana más (de veda) serviría para cortar la cadena de contagios", insistió Valentini.

Comentá la nota