TRAS 51 DíAS DE PROTESTA: No hay solución para Promoción Familiar

Tras el fracaso de la tercera ronda de negociación con la mediación del obispo Néstor Navarro, los trabajadores de Promoción Familiar de Roca sienten que a pesar de los 51 días de permanencia pacífica del organismo no han avanzado nada. "Y el eje ya no es cómo salir de los contratos irregulares y mal pagos sino cómo evitar los sumarios que amenaza iniciar el ministerio de Familia", afirmaron representantes de los técnicos y profesionales que atienden al sector social más vulnerable.
El tercer encuentro en el Obispado fue desalentador: "Ya no vino el ministro Pega. Y los subsecretarios que lo representaron dijeron a cada cosa que no tenían autoridad para resolver", señalaron David Zúñiga y José Hernández.

"Por eso pedimos una audiencia con el gobernador Miguel Saiz, porque el ministro Pega nos dijo que no le corresponde a él resolver la cuestión salarial. Entendemos que es una decisión política del gobernador". Manifestaron que "realmente no vemos en los funcionarios del ministerio preocupación por resolver este conflicto".

Los trabajadores convocaron para hoy a una conferencia de prensa a las 11 en Rohde 350, y el viernes a una marcha de antorchas por calles de la ciudad. Ese día recibirán también a delegados de toda la provincia y de varios sectores de la administración: hospitales, porteros y otros.

Técnicos, profesionales y trabajadores de Promoción Familiar reclaman el pase a planta de quienes están contratados con becas, decreto 115 y otros contratos precarios; que se les garantice el derecho de huelga sin aplicar sanciones; y la renuncia del delegado local y de la coordinadora técnica.

"Hemos flexibilizado el reclamo acotando sólo a la coordinadora el pedido de renuncia, pero los delegados del gobierno siguen planteando que harán investigaciones administrativas sobre quiénes participaron de la permanencia pacífica, y eso implicará sanciones que impedirán que los compañeros accedan al pase a planta permanente", lo que interpretan como una presión que vulnera los derechos laborales.

Por último, lamentaron que la reducción presupuestaria de principio de año genera numerosos inconvenientes. "En esta emergencia sanitaria, en los hogares de menores no hay jabón, no hay lavandina, no hay servicio de limpieza, la cocina está llena de cucarachas y el hogar Alfonsina Storni no tiene transporte para llevar a los chicos a la escuela. Sólo hay transporte el día que llueve".

Comentá la nota