Tras la derrota dos intendentes renunciaron

El intendente de Salto, Victorio Migliaro, renunció a su cargo, luego de la derrota oficialista en las elecciones del último domingo y se convirtió así en el segundo jefe comunal bonaerense que toma esa decisión.
"Plebiscité mi gestión y la gente no me acompañó", afirmó Migliaro, quien dijo que asumía "en su totalidad" la "responsabilidad" por el resultado de la elección.

Migliaro explicó en declaraciones radiales que esta decisión ya la tenía resuelta pero que "no lo había anunciado porque era condicionar el voto de la gente".

El saliente jefe comunal no se presentó como candidato testimonial, pero se había pronunciado a favor de los gobiernos nacional y provincial.

"He tratado de ser coherente en mi vida política y sigo siéndolo", resaltó.

Migliaro se sumó así al intendente de Trenque Lauquen, Jorge Barracchia, quien que en diciembre próximo "renunciará" a su cargo al frente del Ejecutivo municipal, luego de que perdiera las elecciones locales.

Barracchia anticipó que "cumplirá" su promesa de renunciar si perdía al Ejecutivo, tal como había anunciado.

"Si el pueblo cree que la forma de gobernar tiene que ser otra no perdamos el tiempo ambas partes. La decisión es clara, se ha terminado el tiempo", subrayó.

Comentá la nota