Tras las denuncias del PP, la Justicia investigará al Baltasar Garzón

Después de las acusaciones vertidas sobre él por el conservador Partido Popular (PP), el juez Baltasar Garzón será investigado por recibir una remuneración de la universidad de Nueva York, justo cuando presentó su candidatura para presidir la principal instancia judicial española.
El órgano de gobierno de los jueces españoles, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), anunció este martes que investigará si el juez ocultó el cobro de 200.000 dólares durante su estancia en Nueva York en 2005 y 2006.

Garzón pidió un permiso de estudios para trasladarse a la universidad de Nueva York como "profesor investigador" entre marzo de 2005 y junio de 2006, tiempo durante el cual mantuvo su salario y además cobró de la universidad 4.500 euros mensuales.

De haber ocultado ese pago, Garzón podría haber cometido una "falta disciplinaria muy grave por faltar a la verdad para la obtención de un permiso", según fuentes judiciales.

El juez, conocido internacionalmente por su defensa de la justicia universal y por lograr la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet en Londres en 1998, niega que "actuara con mala fe o con afán de ocultar" información sobre esas remuneraciones, "muy inferiores a las que cobra un profesor en esta universidad", según fuentes próximas a Garzón.

"Si hubiera tenido intención de ocultar esos ingresos, no lo hubiera declarado al fisco norteamericano ni al español", añadieron.

El juez, de 53 años, se libró sin embargo este martes de una denuncia presentada por el conservador Partido Popular (PP) contra él ante el CGPJ por haber participado hace unas semanas en una cacería junto con el ya ex ministro de Justicia socialista Mariano Fernández Bermejo al mismo tiempo que investigaba a esa formación.

En las últimas semanas, el titular del juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional desde hace 20 años, ha investigado una supuesta red de corrupción por parte de empresarios en ayuntamientos, que implica a unas 40 personas, entre ellas cargos o ex cargos locales del PP, y que la semana pasada remitió a tribunales regionales.

El PP acusó a Garzón de diseñar "una campaña política en contra del PP para perjudicar intereses electorales", ante los comicios regionales del 1 de marzo, y además de denunciarlo ante el CGPJ, lo hizo ante el Tribunal Supremo por "prevaricación" y le pidió que abandonara el caso.

Los ataques del PP, que le valieron una crisis de ansiedad por la que fue brevemente hospitalizado, tuvieron lugar después de que este partido alabara su labor por haber ilegalizado en 2003 a Batasuna, brazo político de ETA, cuando era presidente del gobierno el conservador José María Aznar.

Garzón, que en los años 90 ocupó un cargo en el gobierno socialista, será investigado sobre su estancia en Estados Unidos en un momento en el que opta a presidir la principal instancia judicial española.

La semana pasada presentó su candidatura a la presidencia de la Audiencia Nacional, al que optan otros 10 jueces, entre ellos Fernando García Nicolás, que condenó en 2005 al ex represor argentino Adolfo Scilingo.

Con importantes casos anticorrupción y contra el terrorismo y el narcotráfico en su currículum, en 2008 sirvió la polémica a nivel político por reclamar la investigación de crímenes contra la humanidad durante la Guerra Civil (1936-1939) y el franquismo (1939-1975), a lo que finalmente renunció por haber fallecido los responsables.

Comentá la nota