Tras la denuncia vecinal en el barrio Carabassa Falta de agua: el ombudsman pidió controles al Municipio

La Defensoría del Pueblo solicitó a la Secretaría de Obras Públicas que investigue por qué se secaron las napas en la zona. Además advirtió por el temor ante posibles inundaciones.
La Defensoría del Pueblo de Pilar tomó intervención ante la denuncia de vecinos del barrio Carabassa por la sequía de las napas de agua que dejaron sin ese recurso a varias familias de la zona.

Ante esta situación, el ombudsman Orlando Bargaglio pidió la intervención de la Secretaría de Obras Públicas. La misma nota será girada, en las próximas horas, a las autoridades del agua de la Provincia de Buenos Aires.

Los vecinos de Carabassa apuntan al emprendimiento privado Pilará como uno de los responsables de la falta de agua ya que la urbanización construyó siete lagunas artificiales, las cuales creen, acaparan todo el fluido de las napas. Ante esta situación ayer Bargaglio hizo una presentación ante el Ejecutivo.

Además, el Defensor del Pueblo le recomendó al titular de Obras Públicas, Mariano Grimaldi, que escuche la voz de los vecinos de la zona que le acercaron una carta en la que solicita su intervención para prevenir futuras inundaciones a causa de las excavaciones realizadas para crear las lagunas y la altura de la nueva autopista Pilar-Pergamino que podría actuar como dique.

El escrito recibido en la mesa de entrada del edificio ubicado en la esquina de 11 de Septiembre y Lorenzo López, lleva la firma de Bargaglio y expresa en parte de su texto: "la Defensoría del Pueblo recomienda al Secretario de Obras Públicas, extreme los controles pertinentes y escuche en la Audiencia Pública, a realizarse el 22 de diciembre, a los vecinos de los barrios Carabassa, Los Grillos, El Manantial y San Jorge, en los reclamos efectuados por el posible faltante de un recurso natural como es el agua y la problemática a futuro sobre posibles inundaciones en los barrios nombrados".

Carta

La notificación que la Defensoría recibió de una vecina, lleva la carátula de modificación de los cursos de arroyos y excavación para hacer lagunas artificiales alterando el Medio Ambiente Natural en Barrio Carabassa de Pilar.

Según cuenta el titular de la defensoría, en la nota la vecina explica que esa zona originalmente era un humedal, donde se producía el ciclo del agua, garantizando el recurso a generaciones futuras. Además señala que las autoridades nacionales firmaron varios protocolos referidos a los humedales y principios precautorios.

El mismo pedido de intervención del ente autárquico explica y advierte que "los rellenos producidos por la excavación de varias lagunas artificiales dentro de los barrios cerrados Estancia del Pilar y Pilará, sumado al nivel de la Autopista Pilar- Pergamino, convertirán a los barrios Carabassa, Los Grillos, El Manantial y San Jorge, en un embalse ya que las tierras quedarán muy por debajo del nivel de las obras en curso, generando una gran preocupación en los vecinos con respecto a tener una temporada de lluvias prolongadas".

Calles cerradas

El comunicado presentado por el Defensor del Pueblo también resalta otra preocupación de los vecinos como es el cierre de calles públicas, que tienen iniciados los expedientes municipales 6090/07 y 03758/07 y la privatización de otras restringiendo las vías de escape en caso de inundación. En principio la audiencia pública para convalidar el barrio se llevaría a cabo el próximo lunes, aunque desde el propio gobierno sembraron algunas dudas sobre su realización.

Comentá la nota