Tras los cruces, asumió la lista ganadora en el gremio de Aeronavegantes

Después del fallo de la Cámara Nacional del Trabajo, la jueza Beatriz Ferdman puso en funciones a la lista Celeste en la sede del sindicato. La semana pasada, Aníbal Fernández había dado la orden de negar apoyo policial para que se cumpla la medida.
La jueza Beatriz Ferdman puso en funciones esta mañana en la sede del gremio de Aeronavegantes a los miembros de la lista Celeste en la Comisión Directiva del sindicato, luego de un fallo de Cámara que ratificó la decisión. La semana pasada, en un intento por cumplir con la medida, se había quedado sin apoyo policial por orden del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Ayer, la sala IV de la Cámara Nacional del Trabajo ratificó la decisión de la jueza. La misma sala había determinado en noviembre que hubo fraude en las elecciones de 2006 en el gremio. Así, dio vuelta el resultado y proclamó como ganadora a la Celeste y perdedora a la lista Verde, enrolada con la embajadora en Venezuela, Alicia Castro.

Luego, la jueza Ferdman dictó una medida cautelar ordenando poner en funciones en el sindicato a la lista Celeste. La cúpula Verde se negó a acatar esa orden y su gente se atrincheró en la sede sindical de Bartolomé Mitre. El 9 y el 10 de diciembre, dos jueces distintos llegaron hasta el lugar para hacer cumplir la decisión judicial, pero la Policía se negó a colaborar en el desalojo.

Al día siguiente, Aníbal Fernández admitió que había dado la orden de desobedecer el fallo con un curioso argumento: "El límite de la obediencia, en términos de decisiones judiciales, es la Constitución. Cuando lo que se pretende que se haga es pasar por encima de la Constitución, nosotros no lo vamos a hacer", dijo entonces.

A partir de allí, se desencadenó la catarata de críticas en su contra, incluyendo voces de la Corte Suprema. La jueza Carmen Argibay calificó de "preocupante" la decisión de desobedecer el fallo. Y su par Carlos Fayt aseguró que Fernández "a veces se equivoca".

Comentá la nota