TRAS CRITICAS DEL FPV DESDE EL CONCEJO DELIBERANTE El oficialismo ve “margen” para debatir el presupuesto, pero no en “una mesa de café”

Lo dijo el presidente de la Comisión de Hacienda, Gastón Morando. “Hay margen pero no se puede debatir en abstracto” contestó el legislador radical a los justicialistas que denuncian la demora en el tratamiento. Esperan que Economía eleve la pauta para que la discusión se dé en comisiones.

Luego que concejales del Frente para la Victoria acusaran al oficialismo de demorar el debate de la pauta presupuestaria 2009, desde la Unión Cívica Radical salieron en las últimas horas a marcar los tiempos legislativos para el tratamiento del presupuesto, atento a las demoras en la llegada de la información sobre coparticipación provincial en un contexto de crisis económica.

Esos son los principales argumentos que pueden escucharse en los despachos de la Secretaría de Economía que conduce Matías Civale y que, en diálogo con El Eco de Tandil, ratificó el presidente de la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante, Gastón Morando.

-En el Legislativo aguardan el proyecto de Presupuesto 2009, en un contexto muy particular. ¿Qué consideraciones deberían tener a la hora de proyectar lo que el municipio deberá afrontar presupuestariamente el año que viene?

-Vamos a empezar a analizar, seguramente antes de fines de noviembre, un presupuesto por primera vez en unos cuantos años en un marco de inflación por un lado, y de caída de la demanda y de las expectativas de la gente. Estamos ante un escenario de recesión según dicen muchos economistas y lo muestran los indicadores. Por lo tanto, cualquier presupuesto de cualquier municipio tiene dos consideraciones que son fundamentales…

-¿Cuáles son a su entender?

-Básicamente el presupuesto nacional y el de la provincia a la cual pertenece ese municipio. El primero establece la masa de coparticipación para todas las provincias y eso a su vez establece un marco para que ellas determinen lo que será destinado a los municipios.

-¿Cree que esa recesión impactará en lo que recauda el Estado?

-Creemos que va a haber una caída de los tributos nacionales y provinciales, con una situación fiscal complicada en la provincia de Buenos Aires, que tiene necesidades siempre crecientes y diversas en cada uno de los municipios. Esto hará que 2009 sea un año un poco más complejo en comparación con los que veníamos teniendo con escenario de crecimiento.

-De todos modos, es un freno que muchos hasta estaban esperando para frenar la inflación…

-Hace poco tiempo muchos decían que era necesario poner un poco de freno a la economía porque estaba habiendo riesgos de crecimiento quizás desmesurado de la inflación. Hoy tenemos una situación de caída del nivel de actividad económica y eso va a impactar en las finanzas de la Nación, la provincia y el municipio.

La realidad bastante

vetusta y retrógrada

-Aparecen planteos de debatir la coparticipación de provincias y de allí mayores recursos a municipios. ¿Cree que en algún momento podrán debatir con mayor profundidad esas reformas?

-Hay dos cuestiones que usted plantea bien. Las provincias con una coparticipación muy baja que no es ni el piso que debería ser la garantía mínima y eso no se cumple. Por otro, dentro de Buenos Aires la realidad es bastante vetusta y retrógrada en lo que hace al régimen de coparticipación municipal. En otras provincias, lo que hacen es mucho más moderno con mayores facultades y capacidades para los municipios, para afrontar la complejidad de las realidades municipales. Acá los montos son inferiores y aunque han crecido los municipios tienen restringidas sus facultades, algo en lo que hay que avanzar. Sobre todo en el interior, hay que garantizar más recursos y más competencia.

Una coparticipación

de alrededor del 60%

-El FPV salió a plantear que la demora en le elevación de la pauta se debe a la intención de no debatirla. ¿Cree que hay margen para esa discusión y que puede haber modificaciones?

-Eso sería en principio debatir en abstracto, porque creo que ahora podemos hacer una charla de café. En ningún lado el Parlamento se reúne a debatir el presupuesto cuando el Ejecutivo aún no lo ha elevado, cuando plantea razones justificadas para no haberlo hecho. No podemos definir la política de los gastos, cuando no tenemos claro cuáles van a ser los recursos.

Hoy la coparticipación implica alrededor del 60% del total de recursos, por lo tanto si no está esa estimación estaríamos ante un dibujo y seguramente por eso la oposición lo hubiera criticado. Por supuesto que siempre después hay margen para debatir y se debate políticamente, pero en este caso no hay con qué porque todavía no fue elevado.

Comentá la nota