Tras conocerse las fiestas sexuales en la embajada de EEUU en Afganistán, restringen actividades de los guardias

La embajada estadounidense en Kabul prohibió las bebidas alcohólicas en lugares donde se hospedan los guardias -proporcionados por empresas privadas- que a menudo se embriagan y a los que se ha visto comportarse de manera inadecuada poniendo en riesgo la seguridad de la sede diplomática.
El embajador y el personal de la sede diplomática discutieron las medidas a tomar y decidieron por el momento la prohibición del alcohol, aunque no se excluye la posibilidad de que se tomen medidas más drásticas.

En una carta a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, un comité independiente especial advirtió que los guardias dependientes de la sociedad ArmorGroup realizaron fiestas en el lugar, bailaron semidesnudos y abusaron de afganos.

Este comportamiento hizo más frágil la seguridad de la embajada que los talibanes ya tomaron como blanco en sus atentados.

"La embajada tomó con urgencia medidas para su seguridad... y ahora está prohibido el alcohol en Camp Sullivan", se lee en un comunicado de la embajada.

La ArmorGroup emplea unos 450 guardias par proveer a la seguridad de la embajada en base a un contrato por 189 millones de dólares válido por cinco años.

Comentá la nota