Tras conocerse la estafa a una escuela, el Consejo Escolar de Quilmes optó por sesionar a puertas cerradas

Los consejeros escolares de Quilmes molestos por la difusión de la estafa a la cooperadora de la Escuela Nº 85 de Ezpeleta, decidieron hoy sesionar a puertas cerradas sin permitir el ingreso de la prensa.

Justamente, hoy, uno de los consejeros escolares, Miguel Torres, había presentado un pedido de informes de diecisiete puntos referidos a los manejos que vienen llevando a cabo en el Consejo Escolar de Quilmes.

Cabe mencionar que la metodología de sesionar y no autorizar el ingreso de la prensa a la sesión fue muy utilizada en la anterior gestión y hasta aquí, Gladis Guillén, se había opuesto a la misma. Sin embargo, los consejeros incómodos por las repercusiones del caso de la Escuela Nº 85 y con un temario "sensible" optaron por prohibir el ingreso del periodista del "DIARIO 5 DIAS".

El caso de la Escuela Nº85 de Ezpeleta que resultó estafada por el desvío de un cheque que debió cobrar para pagar obras, generó fuertes repercusiones ayer. Se recordará que este colegio quilmeño no fue el único perjudicado ya que se estafó a establecimientos educativos de las localidades de Tandil y Moreno.

Luis Alberto Morán, el apoderado trucho, presentó una nota por la que intentó apropiarse de 457.328 pesos correspondientes a la Escuela Primaria Nº56; 77.194 pesos correspondientes a la Escuela Nº68; y por último, 20.830 pesos a la Escuela Nº85. Sólo pudo cobrar el último porque los otros pagos ya habían sido retirados por los integrantes de las Cooperadoras respectivas.

Comentá la nota