Tras el compromiso provincial, retornó la calma a Río Mayo

Mientras un grupo de vecinos de Río Mayo comenzó una campaña para juntar las 600 firmas que se necesitan para que la Legislatura provincial evalúe la continuidad de Rubén Fri como intendente, el Juzgado de Paz de esa localidad se convirtió en la oficina que recibirá los reclamos de asistencia social que demandan las familias más carenciadas.
Ese fue uno de los principales compromisos que asumieron los funcionarios que llegaron el lunes desde Rawson para calmar un poco los ánimos en Río Mayo y brindar una esperada contención al jefe comunal, por expreso pedido del gobernador Mario Das Neves.

Tanto el ministro provincial de Gobierno, Máximo Pérez Catán, como el subsecretario de Relaciones Institucionales, Pablo Das Neves, coincidieron en que la “prioridad” está en la asistencia social que necesitan los vecinos y luego analizar la crisis política local, algo de lo que el gobierno chubutense prefiere tomar distancia.

Lo concreto es que el Provech de Río Mayo le sacó todo el aval a su entonces jefe político Rubén Fri, ya que hasta los concejales lo critican y en el PJ se molestan cuando el jefe comunal asegura que es “peronista”. Además, no faltaron aquellos que asociaron todo este revuelo al entorno del ex intendente Gabriel Salazar, quien permanece en Rawson desarrollando funciones en el Ministerio de Educación.

UN MENOR LESIONADO

A media tarde del lunes, cuando la protesta comenzaba a ver una luz de acuerdo entre los vecinos y las autoridades provinciales que llegaron de Rawson para mediar la tensa situación, se produjo un lamentable episodio que podría haber terminado en tragedia con un menor que estaba en la manifestación.

Según los datos aportados a este diario, cuando un grupo de vecinos comenzó a insultarse con dos patovicas del entorno del intendente, tuvo que intervenir la Infantería para evitar males mayores.

Sin embargo, en medio de las corridas un menor recibió un impacto de bala de goma que, afortunadamente, no le provocó lesiones graves.

La Infantería llegó ese mismo lunes a Río Mayo después de haber brindado seguridad en el Festival de “Gato y Mancha” en Río Senguer el último fin de semana.

Comentá la nota