Tras comicios los bonos subieron hasta 63%

Tras comicios los bonos subieron hasta 63%
A un mes de las elecciones legislativas, y en medio de una economía que no muestra señales de recuperación, los títulos públicos están entre los principales beneficiados del revés del oficialismo al acumular subas de hasta 63%. Vale destacar que en este período el dólar en la plaza local se mantuvo estable. De modo que aquellos que tomaron ganancias ya han obtenido ese nivel de rendimientos en dólares.
Sin duda la lectura que hizo el mercado del resultado electoral adverso al Gobierno fue, según los analistas, positiva detonando cierto optimismo entre los inversores locales y extranjeros, que decidieron reposicionarse en los principales bonos de la deuda pública.

Los vientos que soplaron sobre posibles cambios en el andamiaje de la política económica junto con los rumores de canjes de bonos y la reestructuración del INDEC fueron algunos de los factores que indujeron a los inversores a recomponer sus tenencias de títulos privilegiando no sólo aquellos que brindan alta liquidez, lo cual garantizan facilidad para entrar y salir, como los posdefault, sino también algunas series que habían quedado rezagadas entre los Bocon y Bonar.

En este contexto, la estrella resultó el Par en pesos, cuya cotización trepó nada menos que de $ 19,20 a $ 31,20, o sea, una suba del 62,5%. En la actualidad este bono nacido del canje de deuda de 2005 que ajusta por el CER, paga cupón de renta a fines de setiembre, está ofreciendo una tasa de retorno de 11% anual más CER.

Cabe señalar que, así como ahora fue el bono que más se benefició del rally alcista también resultó ser uno de los más castigados por los inversores meses atrás; por lo que en realidad recuperó los precios del año pasado.

Detrás del Par, se ubican el Discount en pesos con una suba acumulada en los últimos 30 días de casi el 34%, el Bogar 18 con el 23%, el Bocon Pro 12 un 21% y el Boden 2014 con un 16%.

Destacados

Por el lado del Discount en pesos, otro de los rezagados, la suba significó alcanzar nuevamente precios de $ 90 (ganó más de 23 pesos) y bajar los retornos a niveles del 13% anual más inflación.

Otro bono que se destacó en el concierto de los Bocon fue el Pre 9 que subió un 14% en los últimos 30 días.

El resto de los bonos locales registraron mejoras de entre un 5% y un 10% promedio.

Por lo visto los inversores no sólo privilegiaron aquellos títulos cuyos precios parecían más rezagados y por ende que ofrecían altísimas tasas de retorno cercanas a las de los bonos considerados basura, sino también a los nominados en pesos ajustables por inflación que se ubican en el tramo de la curva de corto y mediano plazo.

La impresionante suba que exponen gran parte de los principales títulos públicos empañan la performance de cualquier otro activo financiero. Sobre todo si se lo compara contra la tasa que rinden los plazos fijos, la estabilidad de la paridad dólar-euro y del oro.

A pesar de la demonización del mercado de capitales por parte del ex presidente Néstor Kirchner, el Gobierno debería reevaluar la reacción de los inversores de bonos porque constituyen una señal para la economía en su conjunto. Es general una apuesta sobre el futuro, que Cristina de Kirchner está aún a tiempo de aprovechar. La consecuencia de este boom de bonos fue la caída del riesgo-país de 190 puntos por debajo de los 950 puntos.

Comentá la nota