Tras cinco días, los hospitales vuelven hoy a la normalidad

Esta mañana Ampros define si levanta o ratifica su plan de lucha. El Gobierno quiere mostrarle a cada médico cuánto puede cobrar con su oferta. ATSA, cerca de acordar.
El servicio de salud de la provincia vivió los últimos cinco días sólo con atención de guardias y servicios de emergencia. El miércoles y jueves pasados los gremios Ampros y ATSA llevaron a cabo medidas de fuerza; el viernes fue feriado, el sábado el gremio de la sanidad finalizó su paro y ayer existió un funcionamiento de día domingo.

Hoy se retomará la actividad normal, aunque habrá que esperar hasta el mediodía para saber si los profesionales médicos de la provincia "acatan" una muy discutida conciliación obligatoria que el jueves pasado se convirtió directamente en un "paro ilegal".

Se espera que esta mañana en el Hospital Notti -entre las 8.30 y las 12- unos 70 delegados de los profesionales médicos de la mayoría de los hospitales y centros de salud de toda la provincia resuelvan si continúan o suspenden un plan de lucha que -hasta el momento- prevé nuevos paros para este jueves y viernes.

En principio la conciliación obligatoria dictada por el gobierno disponía una reunión para hoy en la Subsecretaría de Trabajo, la que se cayó con la declaración de ilegalidad del paro.

La vuelta al diálogo no será fácil entre el Gobierno y el gremio de los profesionales médicos luego de la escalada que alcanzó el conflicto durante las últimas dos semanas. No obstante en el Gobierno existe optimismo en torno a un avance rápido hacia un entendimiento a pesar de la distancia existente hasta el momento entre la oferta salarial del Ejecutivo -que incluye como una parte el reconocimiento del convenio colectivo del sector- y la del gremio que, además del convenio, reclama un 33% más de incremento.

"Vamos a hacer las simulaciones médico por médico para que cada profesional vea lo que cobrará con el pago del convenio", dice el ministro político Mario Adaro. En tanto, en la Casa de Gobierno ya se contempla un aumento adicional al convenio cuyo monto -por el momento- no ha trascendido.

"El convenio es una deuda y no forma parte del aumento", viene reiterando la conducción de Ampros, que encabeza Isabel Del Pópolo. Desde el Gobierno se ha ratificado una y otra vez que se descontarán los días de paro y que -si es necesario- se avanzará "en las medidas que prevé la declaración de ilegalidad de un paro".

En tanto, ATSA -el gremio de los no profesionales- finalizó su paro el último sábado y se espera un rápido retorno de las conversaciones con el Gobierno, aunque el gremio realizará este miércoles la "Marcha Blanca de la Sanidad" hacia la Casa de Gobierno.

En el conflicto de los no profesionales de ATSA se observa un principio de entendimiento que hace prever un posible acuerdo entre esta semana y la próxima. El entendimiento pasaría por un acuerdo de garantía previsional entre la Provincia y la Anses. Este permitiría que un empleado de la Salud que se jubile pueda incorporar el aumento no remunerativo ni bonificable en el cálculo de su jubilación.

Para ello la Provincia reconocería a la Anses el pago de los aportes que hubiera generado el aumento si hubiera sido "en blanco". En principio el incremento salarial giraría en torno a los 310 pesos de aumento acordados por ATE para los estatales con jornada de 8 horas.

Tribunales

Por su parte los trabajadores judiciales continuarán protestando con su "bocinazo" desde hoy hasta el miércoles. El gremio evaluará en asambleas si acepta o rechaza la última propuesta del Gobierno consistente en $ 200 no remunerativos ni bonificable y el blanqueo de $ 75 que ya se venían cobrando.

La respuesta de las asambleas será presentada este miércoles a las 12 en una nueva reunión paritaria en la Subsecretaría de Trabajo, aunque desde la conducción del gremio se adelanta que un rechazo es "muy probable".

Comentá la nota