Tras el caos, parálisis total en el municipio

El Suoem responsabilizó a Giacomino por la violencia de ayer. El Ejecutivo ratificó el recorte y anunció sanciones. Hoy no habrá atención al público y sólo se cumplirán las guardias mínimas. A las 11, asamblea general del área de Salud.
Tras la explosión de violencia que ayer protagonizó el gremio de los municipales (Suoem), la Municipalidad de Córdoba estará hoy casi paralizada por el quite de colaboración general de sus empleados. Será nula la atención al público en el Palacio 6 de Julio y los CPC, y la actividad se limitará a las guardias mínimas ordenadas por la Justicia en áreas como Salud, Redes Sanitarias y Cementerios.

Pese a la magnitud de los destrozos ocasionados por el ataque vandálico de un grupo de empleados –23 permanecían detenidos al cierre de esta edición– no existió ninguna autocrítica del Suoem. "Estuvimos casi un mes con protesta amable y pacífica. Y el intendente salió a decir que nos va a echar, ¿echar por protestar? El señor escribió eso antes de que pasara nada. Entonces, el que le echa leña al fuego, que se haga cargo del fuego", dijo Daniele, quien responsabilizó a Giacomino por los actos violentos".

Desde el Ejecutivo municipal tampoco hubo ningún gesto de conciliación. Inmediatamente después de la agresión gremial, el secretario de Gobierno, Guillermo Luque, ratificó el recorte de adicionales salariales dispuesto hace ya 40 días y advirtió que serán despedidos aquellos contratados que participaron en la protesta, y que a los empleados de planta permanente se les sustanciarán los correspondientes sumarios en el mismo sentido.

Anoche, antes de las 22, el municipio emitió un comunicado a la población ratificando estas medidas y recalcando que "el que no trabaja, no cobra".

Piedras incrustadas. Puertas adentro del Palacio 6 de Julio, predominaba anoche el estupor por la magnitud de la agresión. En los muros de varios despachos aún estaban incrustadas las piedras que habían sido lanzadas con morteros. El costo económico de los daños aún no había sido calculado.

Pese a que la dirigencia gremial aseguró que procurará evitar hoy nuevos actos de violencia, las medidas dispuestas incluyen "protestas sorpresivas" y una profundización del conflicto en el área de Salud, donde a las 11 Rubén Daniele encabezará una asamblea sectorial. La asamblea general prevista para mañana, fue pospuesta para el jueves en la explanada municipal.

Ayer, por primera vez en 40 días de conflicto, se observó una actuación policial decidida, que el Suoem y la representación local de la CGT consideraron que se trató de "represión" lisa y llana. Por el contrario, el ministro de Gobierno de la Provincia, Carlos Caserio, recalcó que la Policía actuó para impedir un hecho que pasó de la protesta a la agresión directa.

"Hubo tres policías heridos y no vamos a permitir que de ningún modo se rompan los bienes públicos o se agreda a la gente", indicó Caserio.

La Fiscalía General dispuso que el fiscal Alejandro Moyano concentre todas las causas vinculadas al conflicto municipal. Por la mañana se especulaba con una convocatoria judicial a la dirigencia del Suoem, pero tal reunión no ocurrió.

Comentá la nota