Tras los aumentos en naftas, ahora sube hasta 20% el GNC

Tras los aumentos en naftas, ahora sube hasta 20% el GNC
En el Gran Buenos Aires, algunas estaciones comenzaron a modificar sus precios a mediados de la semana pasada. Estiman que la suba se generalizará en los próximos días
Los sectores de la economía que habían anticipado aumentos de precios luego de las elecciones empezaron a cumplir con su promesa.

De manera paulatina y de a centavos, desde mediados de la semana pasada las estaciones expendedoras de GNC del Gran Buenos Aires comenzaron a aplicar subas que, en los casos más duros, llegan hasta un 20 por ciento.

El mismo libreto siguieron estaciones de servicio de algunas provincias. Y en el sector esperan que en los próximos días las bocas de expendio de la Ciudad de Buenos Aires imiten la iniciativa.

De acuerdo con datos de la Cámara Argentina del GNC, en el país hay 1.800 estaciones que despachan el combustible que abastecen a 1,7 millón de vehículos.

"Aumentamos ayer", explicó la playera de una estación de servicio Esso de Parque Leloir, en el oeste de Buenos Aires, el viernes por la noche. Sus valores pasaron de $ 1,08 el metro cúbico (m3) hasta $ 1,199; es decir, un 11% más.

En la otra punta del Gran Buenos Aires, una estación Petrobras de la localidad de El Talar, que hasta el miércoles ostentaba uno de los precios más bajos de todo el partido, retocó en un 21% sus pizarras, desde los $ 0,87 el m3 hasta los casi $ 1,049. "Hace dos días se pusieron de acuerdo los dueños de estaciones de General Pacheco para aumentar el precio", reconoció el personal de la estación el domingo por la tarde.

Cada propietario de estación define el precio final al que vende GNC. Es por eso que puede haber variaciones de hasta $ 0,20 de una estación a otra. Sin embargo, nadie quiere estar muy por encima del resto de la oferta, para mantener sus clientes.

En principio, el valor más alto que comenzará a generalizarse en los surtidores del Gran Buenos Aires se ubica en torno de los $ 1,25, según sostienen en el mercado. Ese valor se ubica un 15% por encima de los $ 1,09 promedio que registró el combustible durante los cinco primeros meses del año en el Gran Buenos Aires, de acuerdo con números de la Secretaría de Energía, al mando de Daniel Cameron. Y un 27% por encima de julio del año pasado, también en comparación con cifras oficiales.

La remarcación de pizarras se extendió por el resto del país. En Mendoza, se ven valores de hasta $ 1,34 el m3, con subas en torno a un 5%, mientras que en Entre Ríos las subas rondan un 10%. Los aumentos despertaron cierta molestia en las cámaras empresarias. "El GNC es libre y cada usuario carga donde le conviene", se limitó a decir un directivo, que pidió reserva.

En tanto, entre los fabricantes de equipos, que sufrieron una fuerte caída en sus ventas debido a la crisis, lamentan que los ajustes reduzcan en parte la brecha con las naftas.

A pesar de las subas, el GNC continúa perdiendo por mucho la carrera de los aumentos de precios en comparación con las naftas y el gasoil.

El litro de la súper más barata, de YPF, escaló un 13% en el año, desde los $ 2,65 hasta los casi $ 3 el litro, sobre un incremento cercana a un 30% en 2008.

En tanto, el gasoil cuesta hoy más de $ 2,5, un 10% por encima que a principios de año.

Comentá la nota