Tras años de no venir, preparan visita de Moyano

Tras años de no venir, preparan visita de Moyano
La última vez que recuerdan a Hugo Moyano en San Juan es en agosto de 2000, cuando era dirigente del gremio de los camioneros y saludó a Alfredo Avelín.
"Ahora esta más gordo, más viejo, más canoso y a lo mejor más feo, pero con más poder que es lo importante", dijo ayer el diputado y sindicalista de Camioneros local, Enrique Castro, anunciando tratativas para que el titular de la CGT nacional y uno de los K más polémicos del país vuelva a la provincia.

Calculan que será entre el 16 y 17 de abril próximos y no descartan que se quede más de un día. No tiene aún agenda armada, pero la recomendación de los superiores para Castro es que arme reuniones con la prioridad para los sectores obreros. Si quiere Roberto Basualdo, fuerza en la que reporta Castro, o si quiere José Luis Gioja, y si con ambos quiere Moyano, habrá meetings con ellos, por separado. De todos modos, señaló el anfitrión, en todas las provincias donde va el líder de la CGT, le presenta sus respetos a los gobernadores.

"Con Gioja se saludan en los pasillos del PJ, porque los dos son del Consejo Nacional. No sé si hay buenas o malas migas entre ellos, eso depende si Gioja está o no con los trabajadores que es lo que importa a Moyano", apuntó Castro. El gobernador mantiene una distancia prudente con el gremialista, a quien dedicó algunas críticas por su desempeño en el conflicto del campo.

"Viene a tomar conocimiento de los trabajadores, cual es la problemática de la provincia a corto y largo plazo y a avalar la nueva conducción de la CGT de San Juan", analizó Castro.

El legislador dijo que Moyano, a medida que fue acumulando poder y responsabilidades, no vino por años a San Juan y que otra razón fue la desunión de la CGT local, por eso ahora la viene a bendecir, tras su normalización a principios de este año, donde catapultaron a Eduardo Cabello (UOCRA) a la conducción de la Confederación sanjuanina, dentro de la cual, según Castro, está encolumnado el 85% de los sindicatos locales.

Pero Moyano, más allá de su agenda sindical, solía ser un habitué de la provincia porque tiene un yerno sanjuanino. "Es un muchacho de apellido Tapia, que todos lo conocemos por Chiqui que se fue hace como 20 años de San Juan", dijo el diputado, y agregó que estaba en Camioneros de Buenos Aires y ahora cree que trabaja en el Gobierno de la Ciudad. Por eso, según Castro, a Moyano se lo vio hace años, más de una vez visitando a los consuegros en su casa de Capital o pasando en la provincia las Fiestas.

También cuentan para la visita al primogénito Pablo Moyano, el secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones y tan controvertido como su padre, que siempre lo acompaña en sus giras por las provincias. Él insistió con venir, por eso la fecha original del desembarco se corrió del 3 al 16 ó 17. Dijo Castro que Pablo se acuerda bien de San Juan, más allá de por su cuñado, porque la primera vez que vino, en 1994, terminó en el Sanatorio Brown. Parece que llegó a jugar un campeonato de fútbol y gambeteaba bien como delantero, pero sufrió un encontronazo en la cancha y terminó con una costilla fisurada. Dicen que después, igual, siguió viniendo.

Comentá la nota