Tras 13 años, encontró a su hijo gracias a Facebook

Su nombre es Giglio Pascal Cortés Ramírez, es chileno, tiene 35 años y un hijo de 14 años llamado Pablo Cortés, a quien no ve hace 13. Hace un mes, Giglio, usuario de la red social Facebook recibió una solicitud: "¿Agregar a Pablo Cortés como amigo?".
"Me puse muy nervioso, sentí dudas. No estaba seguro de si era mi hijo o no (…) ¿Cómo saberlo? En la solicitud no había fotos suyas y creo que tampoco hubiera podido reconocerlo porque no lo veo ni hablo con él desde que tiene un año. Era un desconocido para mí", comentó el hombre, quien en ese momento no lo pudo aceptar como "amigo".

Por cuatro contados y eternos días, observó la solicitud una y otra vez, la cual tenía el nombre y el apellido de su hijo, la fecha de nacimiento y hasta su dirección de e-mail. "Todo coincidía. Esa información yo ya la conocía, claro. Excepto su dirección de correo. Pero con el resto bastó para saber que sí, que realmente era mi hijo", explicó Giglio, quien dio el sí y admitió a su hijo para que integre su lista de contactos.

Al día siguiente, Pablo le escribió: "Alo, ¿cómo has estado?". Desde entonces, chatean y se envían e-mails y, adelantó el "ciberpadre", planean reencontrase. "A mi me gustaría verlo, saber más de él para que podamos ser amigos de verdad", dijo.

Cómo perdió el contacto con su hijo

Giglio, ahora casado y padre de dos hijos, dejó de ver a Pablo en 1995, luego de separarse de su pareja, con quien no había contraído matrimonio. Luego, dejó Santiago de Chile y se fue a La Serena.

"Nunca más volví a tener contacto con ellos. Intenté buscarlos por todos lados y de todas formas, pero nunca lo logré. Me esforcé mucho, pero nunca pude reencontrarme por problemas con mis suegros. Así que rehice mi vida", relató, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota