Tras el alejamiento del secretario de Hacienda Zúccaro: "el reemplazante de Daniel Ondarza soy yo"

Reconoció que se pondrá al frente de la cartera económica. Será al menos hasta que se cumpla la licencia del ex funcionario. Durante ese lapso buscaría al sucesor.
El intendente Humberto Zúccaro volvió a reconocer que no tiene en mente reemplazar en forma inmediata al secretario de Hacienda saliente Daniel Ondarza.

El mandatario señaló ayer a El Diario que él mismo se pondrá al frente de la economía municipal para manejar los números del erario público.

"El reemplazante de Ondarza soy yo", lanzó el jefe comunal como respuesta al ser consultado sobre el futuro del sillón de Hacienda.

De esa manera, Zúccaro confirmó lo que se venía planteando en los últimos días sobre sus intenciones de quedarse al frente de los números. En ese sentido el intendente ya habría tenido más de una reunión con el equipo de trabajo que tuvo al frente a Ondarza, al cual pertenece quienes todos veían como la reemplazante natural, la subsecretaria de Hacienda Viviana Aranzasti.

Pero la mujer fue descartada, al menos por ahora, por el propio intendente y seguirá a cargo de la flamante oficina de Apremios abocada a recaudar sobre los contribuyentes morosos, dependencia que se creo hace poco más de un mes cuando se anunció que los números municipales están en luz amarilla.

Salida

La salida del secretario de Hacienda se dio el lunes último, pero el mandatario lo anticipó el jueves de la semana pasada, cuando tras el acto por los 50 años de la Escuela Nº 26, confirmó el pedido de licencia del funcionario: "se tomará una licencia de 90 días por cuestiones de salud", aseguró el mandatario y explicó: "veremos cómo continúa su enfermedad, ha tenido un infarto de miocardio hace poco tiempo y veremos si le va a permitir continuar con el estrés que tiene un secretario de Hacienda", aseguró Zúccaro a la prensa.

El jefe comunal cerró explicando "le han aconsejado una vida más calma y menos estresante y me importa más como humano que como funcionario".

Pero a pesar de la tranquilidad que demostraba Zúccaro en la charla con los periodistas, fuentes del propio Municipio señalaban la salida de Ondarza como definitiva.

Al mismo tiempo, el intendente reconoció que la ausencia del funcionario se da en un momento crítico para los números comunales.

Crisis

Preocupación por los números

La mayor preocupación del área económica municipal apunta a sus arcas y allí todos ponen el ojo pensando en el presupuesto que deberá presentarse en un mes y en el recorte de gastos que había pedido el funcionario saliente, unos 15 millones de pesos.

De hecho el mandatario se reunió en los últimos días con su plantel de directores y secretarios y les pidió austeridad en la administración y uso de los recursos.

Vale recordar que fue a mediados de agosto, al presentar los últimos cambios en el Gabinete, que Zúccaro reconoció que están en "luz amarilla".

Tras aquella revelación del intendente que pasa por primera vez en casi seis años por una situación económica apretada, el propio Ondarza, señaló que el Municipio debía "bajar el gasto público en unos 15 millones para no llegar en rojo a fin de año", tarea que su ex equipo encabezado por el intendente deberán lograr.

El mismo grupo de trabajo, al mismo tiempo, deberá cumplir otro anhelo, recaudar unos 600 mil pesos al mes a través de la oficina de Apremios, para llegar con más oxígeno a la rendición de cuentas en el 2010.

Comentá la nota