Tras AFJP, el gobierno les apunta a BODEN y a las tasas

Por: Guillermo Laborda

¿Qué hará el gobierno tras la votación de la estatizaciónde las AFJP este jueves? Sabido es que las principales medidas en lo económico fueron postergadas hasta tanto no se tuviera aprobada por el Congreso esa iniciativa. Pero en las últimas jornadas surgieron innumerables versiones sobre lo que podría hacer el Ministerio de Economía luego de este jueves 20.

Seguramente, no habrá anuncios hasta que retorne Cristina de Kirchner de su gira por el norte africano. Pero funcionarios del Palacio de Hacienda ya tienen aprobadas distintas medidas de diversa índole. Está claro igual que hay una economía antes y después de las AFJP. Esto es lo principal por venir:

Recompra de deuda: es el proyecto más amigable con mercados y que impulsa el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino. Está claro que quedó totalmente ensombrecido con la estatización de las AFJP. El gobierno se concentraría sólo en el BODEN 2012, no en el cupón PBI, pero por un monto de u$s 1.000 millones. Las recompras a través de dosis homeopáticas ($ 100 millones) de nada sirvieron en setiembre. La duda es si se harán por licitación o a través de órdenes directas de compra a dos o tres bancos. Por lo pronto, el BCRA, que preside Martín Redrado, habría estado comprando en la plaza entre $ 80 y $ 100 millones de valor nominal en las últimas jornadas.

Flexibilización a bancos: el BCRA dispondría facilidades para el cómputo de numerales (posición de liquidez) con su promedio desde este mes y hasta febrero. Paralelamente, ya se anunció que inyectará liquidez a través de la compra de cartera de créditos. Pero para evitar suspicacias sobre quién solicite liquidez, serán directamente las agrupaciones de bancos (ADEBA, ABA y ABAPRA) las que se inscriban en ese mecanismo.

Luego, a cada banco que lo necesite se le dará casi en forma automática la liquidez necesaria. No sería de extrañar que haya compras o fusiones de bancos por el giro del negociocomo efecto indirecto de la estatización de las AFJP y la merma económica.

INDEC: una muestra del empeoramiento de las expectativas de la economía es que ya nadie se interroga por la suerte del organismo. El jueves pasado, los representantes de los bancos argentinos se reunieron con los técnicos del INDEC en esa campaña de transparencia lanzada por el gobierno hace 40 días.

Dólar: se mantendría la política actual más allá de la votación del jueves en el Senado. La intención oficial es que suba 10% en 2009. Pero dependerá de lo que hagan ahorristas, precio de commodities y otras variables. Por lo pronto, las tasas bajaron, y a nivel mayorista el plazo fijo a 30 días, paga 19% anual. De todas maneras, no se aguardan que desciendan más. Tras cada shock, como el del campo y ahora con las AFJP, el equilibrio tal vez llegue, pero en un escalón siempre más elevado. El dato que trae alivio es que la cartera de créditos de los bancos no se está viendo afectada en general por el freno en la economía hasta ahora (mora y atrasos). Los inspectores oficiales cada vez van menos tiempo a las mesas de los bancos.

Datos de la economía: los de octubre mostrarán a pleno, o deberían hacerlo en teoría, el freno de la actividad. En el año se aguarda que el PBI finalmente pueda mostrar un crecimiento de 6,8%. Pero para 2009, todo es posible: desde 3% hasta el signo negativo que dé la imaginación. Hagan juego.

Comentá la nota