tras las acusaciones del intendente meoni a los bloques opositores Crece el enfrentamiento entre el Ejecutivo Municipal

Adrián Feldman consideró injustas las imputaciones de Meoni y dijo que la relación entre los dos poderes “se ha tornado difícil”.
Semana tras semana se abren nuevos capítulos en el enfrentamiento evidente entre el Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante de nuestra ciudad, lo que se vio aumentado por las declaraciones del intendente Meoni en un acto efectuado en el Club Rivadavia el viernes último, con el fin de reafirmar su liderazgo en la línea política que conduce –cena en la cual participaron también dirigentes, empresarios, agropecuarios, fomentistas y deportivos de la ciudad.

En la oportunidad el jefe comunal pidió a los concejales “que se oponen a todo sis-temáticamente, que piensen en el futuro, en sus hijos, en Junín, que si quieren ser gobierno hagan propuestas positivas, no para destruir”.

Asimismo, el jefe comunal habló en la oportunidad de que “hoy tenemos algunas dificultades con los grupos políticos, algunos concejales creen que la forma de cambiar un gobierno es obstruyendo, atando las manos, quitando financia-miento, dejando un municipio escuálido. Eso no es oposición, es destrucción, no de un gobierno, sino de la ciudad”.

Esto mereció la reacción de concejales de la oposición (ver aparte) y del mismo presidente del Concejo Deliberante, Adrián Feldman quien salió a responderle también con estadísticas ya que dispuso que los empleados del cuerpo deliberativo comunal realizaran ayer mismo una recopilación de las ordenanzas aprobadas desde diciembre del año pasado a la fecha (ver recuadro).

Feldman: “La gente que aconseja al intendente se equivoca”

En diálogo con DEMOCRACIA, Feldman dijo que “desde el 10 de diciembre de 2007 sin contar los últimos expedientes que tuvieron entrada el 21 de octubre, casi todos los expedientes iniciados por el Departamento Ejecutivo fueron aprobados por el Concejo Deliberante, entre ellos la ordenanza fiscal impositiva que establecía un aumento de tasas del 25%”. “Hubo un solo proyecto con resistencia que era el nuevo incremento de tasas que ni siquiera se llegó a votar en contra porque el Departamento Ejecutivo lo retiró después de la bochornosa jornada del 3 de septiembre”, dijo Feldman.

“Decir desde el Ejecutivo que lo que no se ha hecho es por culpa de una obstrucción del Concejo Deliberante, es una imputación injusta hacia 18 concejales que están tratando de darle una gobernabilidad a Junín, apoyándose en el artículo 1ro. de la Ley Orgánica de las Municipalidades donde establece que el gobierno comunal se constituye por un Departamento Ejecutivo y un Departamento Legislativo, ambos con la misma categoría y ninguno subordinado al otro”, sentenció el presidente del Concejo en diálogo con este diario.

“La relación se ha tornado difícil. La gente que aconseja al intendente se equivoca porque la estadística demuestra que no hay obstrucción ninguna del Concejo Deliberante en lo que es cuestiones de gestión. Un gobierno que se precie de hacer de la transparencia uno de los ejes de su accionar, no puede declararse ofendido porque el otro poder quiera ver sus números o estudiar sus decretos”, señaló el edil a este diario.

Citación a Itoiz y

libro de decretos

Asimismo, Feldman mencionó que al día siguiente de la última sesión del Concejo Deliberante fueron elaborados y firmadas las dos comunicaciones dirigidas al Departamento Ejecutivo, una de las cuales se pide que concurra a una sesión especial del cuerpo deli-berativo comunal el secretario General y de Seguridad Damián Itoiz para brindar una serie de informes, mientras que el segundo pedía que se girase el libro de Decretos desde la Secretaría de Gobierno.

Estimó que ambas comunicaciones fueron giradas al Departamento Ejecutivo desde el viernes.

El presidente del cuerpo mencionó que “en un reportaje a un medio periodístico local, me pareció entender que el intendente no tenía la intención de subir el libro de Decretos al Concejo Deliberante, lo cual me parece desa-certada esa forma de actuar, porque se trata de un libro público”.

Para la oposición, lo que se pretende

es “demonizar” a todos los ediles

La concejal Magdalena Ricchini (Coalición Cívica) salió a responder a los dichos del intendente Mario Meoni al señalar que se trata de instalar la teoría de que “quien se opone, deses-tabiliza, pero no es así”.

Consideró que “existe un buen trabajo de estudio y concientización de parte de todos los asuntos que van llegando al Concejo pero parece que la pregunta molesta en un gobierno tan ‘transparente´”.

Y agregó: “el concejal pregunta porque tiene tres funciones: legisla, representa y controla. Parece que ejercer la última función específica, controlar, significa poner ‘palos en la rueda´ pero esto no es así porque hubo unanimidad en los pedidos de informes. De esta manera y con ese criterio, el Concejo en pleno se convierte en oposición”.

Para Ricchini se pretende “demonizar al Concejo Deliberante. Nosotros estamos representando a toda la ciudadanía y este “mosaico” que se presenta hoy en el cuerpo, garantiza el disenso, las diferencias, poder llegar a determinar una posición que a veces se unifica en una sola voz”.

“Si la gestión no gestiona (en relación al Departamento Ejecutivo), quien controla pregunta, pide informes porque se piensa en el futuro, en los hijos y en Junín”, expresó a este diario.

Asimismo, la actual edil también fue consultada por este diario acerca de imputaciones que se suelen hacer al gobierno municipal del ingeniero Abel Miguel, del cual Ricchini formó parte como secretaria de Bienestar Social. Al respecto respondió que “cada vez que pregunto cuestiones que no funcionan en la actual gestionan me contestan en relación a la gestión de Abel Miguel”.

Afirmó que “coyuntu-ralmente vivimos épocas diferentes. El gobierno de Abel Miguel fue absolutamente de obras públicas y eso no lo puede negar nadie. A la hora de los hechos han votado por Meoni, me parece bien que se opte por cambios, pero hay qué ver qué se ha hecho. Acá hay mucho maquillaje”.

“Yo no digo que no haya que hacer plazas, pero la planta depuradora también es importante. Se dice mucho más de lo que se hace y se tiene mucha más publicidad, pero son formas diferentes de hacer gestión, o de no hacerla. Todo se responde en relación al gobierno anterior. Está bien que se lo juzgue y diga lo que se corresponde”, señaló.

Ricchini señaló que “en el gobierno de Abel Miguel se hizo mucho pero después vivimos una coyuntura terrorífica. Hablar de diciembre de 2001 hasta 2003 no es la misma realidad que la actual. Son distintas coyunturas pero hay que preguntarse cómo se gasta el dinero porque se ata el aumento de sueldos a empleados a un incremento de tasas cuando ya se votó uno anterior en diciembre”.

Por su parte, el concejal Ricardo Petraglia, presidente de la bancada del MID, dijo ayer a DEMOCRACIA que no existe una oposición sistemática al Departamento Ejecutivo. “Que tengamos posturas disidentes en determinados temas, me parece que es natural. Desde el bloque, los disensos que tenemos son por posturas de conciencia y no por una oposición rabiosa. Fundamentamos nuestras posturas con argumentos sólidos. Nos opusimos a las cosas que no nos parecen oportunas”.

“Desde que existe el bloque del MID a partir del 2003, hemos actuado siempre de la misma manera, apoyando lo que nos parece coherente y oponiéndonos a lo que no nos parece oportuno o viable”, dijo el edil desarro-llista.

Expresó que “dentro de los 18 concejales, la convivencia es buena en líneas generales, dialogando, más allá de las posturas personales. Acá hay un hecho evidente que el dinero que se maneja es poco, todo eso hace que el humor sea diferente para la gente del Ejecutivo”.

Comentá la nota