Los transportistas reclaman una solución al conflicto agropecuario

Los transportistas reclaman una solución al conflicto agropecuario
Eduardo Galíndez, presidente del Centro de Transportistas Unidos de Saladillo, se refirió a las medidas tomadas en la asamblea que mantuvieron el viernes 20, a la que asistieron representantes de 40 entidades de la zona. Según explicó, se resolvió que si en esta semana no se resuelve el conflicto entre el sector agropecuario y el gobierno el transporte comenzará un estado de alerta y tomará alguna medida.
Según manifestó, consideran justo el reclamo del sector agropecuario pero no coinciden con el procedimiento que están haciendo y la posición que tomó el gobierno nacional al respecto. Ante esto se solicita a ambas partes "que se sienten urgentemente a solucionar este problema”, y agregó que desde la federación se emitió un comunicado mediante el cual se les da un plazo de una semana para arribar a un consenso.

Asimismo expresó que existe una gran incoherencia en lo que sucede, ya que no es lógico que mientras se detiene a todos los camiones, hay máquinas que están cosechando al costado de la ruta. “O hacemos un paro o no hacemos un paro. El paro es para algunos y para otros no”, aseveró Galíndez.

Al mismo tiempo manifestó que este es un problema que perjudica a todo el pueblo, y agregó que la gente “no tiene espaldas para aguantar todo este tipo de problemas”, por lo que manifestó que espera que el viernes, día en que está previsto que finalice el paro agropecuario, haya una solución.

Galíndez aseguró que en este momento no quieren realizar ninguna medida de fuerza, ya que consideran que si lo hacen estarían tomando partida por alguna de las partes de este conflicto, siendo ellos ajenos a ambas partes. A su vez consideró que los protagonistas de este conflicto llegaron a una situación antagónica en la que ninguno quiere dar un paso al costado para solucionar el conflicto.

En cuanto a la tarifa aseguró que están reclamando la de 2008, que sólo les sirve para subsistir, ya que teniendo en cuenta los costos que se manejan hoy en día la tarifa debería ser un 17% más alta. Ante esto aclaró que el tema de la sequía y la situación que se vive a nivel mundial hizo que los transportistas reconozcan que la tarifa 2009 en esta zona no se puede cobrar.

Asimismo expresó sobre el transporte y todo lo complementario al campo que desde hace un año que no puede producir y que ellos tuvieron una gran importancia en el paro anterior. Según manifestó el mismo fue realizado en un 40% por ese sector, al cual sin embargo no se lo reconoció como se debía, pero cuando se lo necesitó se le pidió ayuda, indicó.

Comentá la nota