Transportistas rechazan otra cuota de la patente

Sostienen que las unidades deben considerarse "herramientas de trabajo".
Los transportistas de carga agrupados en las diferentes cámaras de la provincia reclamaron por "el elevado costo de las patentes que pagan nuestras herramientas de trabajo: camiones, acoplados y semirremolques, por el hecho de ser vehículos, en una equiparación equivocada con otro tipo de vehículos que resultan -a diferencia de los del autotransporte de cargas- manifestaciones evidentes de una elevada capacidad de consumo".

Las cámaras de Rosario (ATC-Rosario), Santa Fe Capital (Aaucar), Rafaela (Cetar), Sunchales (Atrull), Esperanza (Ceace), Reconquista (Cooperativa de Avellaneda), dirigieron -"hasta ahora infructuosamente"- notas a diversas instancias gubernamentales de la provincia (subsecretario de Transporte, Ing. Gustavo Peirano; subsecretaria de Ingresos Públicos, Teresa Beren; subsecretario de Asuntos Técnicos, Alejandro Boggiano; y al subsecretario de Economía de la provincia, Felix Woelfin, entre otros, para expresar su descontento con la medida.

"Hemos planteado el mismo tema a legisladores de los diversos bloques que componen la legislatura provincial, como los senadores Juan Carlos Zabalza (FPCS), Rubén Pirola y Alcides Calvo (PJ), y los diputados Luis Rubeo y Silvina Frana (PJ)", añadieron los transportistas.

Recordaron que el 16 de noviembre, "todas estas cámaras mantuvimos con Teresa Beren y la directora de Grandes Contribuyentes, Liliana Walemberg, un encuentro para tratar lo que consideramos alto valor de las patentes que se pagan en Santa Fe y provocan la "exportación" de vehículos de carga hacia otras jurisdicciones que tienen, respecto de los camiones, herramientas de trabajo, al fin, un tratamiento más "amable" o, para ser más precisos, más adecuado a su verdadera naturaleza. Esa es la verdadera razón que está detrás del hecho de que empresarios que viven y trabajan en Santa Fe radiquen sus vehículos en otras jurisdicciones y no puedan, para mantener su competitividad, eficiencia y alta participación en el mercado de cargas, radicar sus vehículos en el lugar donde viven", resaltaron.

Pocos días después, "para nuestro asombro, nos encontramos con la voz autorizada de legisladores que anuncian el agregado de una sexta cuota a las patentes que se pagan en la provincia sin discriminar entre los vehículos particulares y los de carga, incluido los remolcados".

Según los transportistas, "agregar una sexta cuota al elevadísimo costo de las patentes que ya pagamos en Santa Fe será un punto de inflexión que generará entre nuestros asociados la sensación del escaso valor que las actuales autoridades provinciales asignan a nuestra actividad y provocará protestas generalizadas, dado que hace desde el mes de octubre del 2008 -como sabe el gobierno- nuestra actividad cayó prácticamente un 60 % desde el problema con el campo y el sector está haciendo un esfuerzo enorme para no tener que despedir su personal, que hoy se encuentra prácticamente sin trabajo".

Advertencia

Finalmente, los transportistas de cargas alertaron que tal situación "estimulará, aún más, la radicación de nuestras flotas en otras jurisdicciones con lo que se seguramente hará caer más la recaudación de la provincia. O sea, todo lo contrario al efecto que nuestros legisladores e intendentes pudieran suponer", insistieron.

"En los próximos días los habitantes de las principales ciudades de nuestra provincia se toparán en sus calles con caravanas de camiones y otras ruidosas protestas que son el único camino que nos deja el gobierno provincial", concluyeron.

Fatac

Por su parte, la Federación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Fatac), cuyo titular es el santafesino Vicente Bouvier, también rechazó "categóricamente cualquier intento de reajustar el valor de la patente, ya sea modificando sus valores o aplicando una cuota más". Por ese motivo, la entidad se declaró en estado de alerta y movilización.

Comentá la nota