Transportistas paran camiones debido a la baja rentabilidad

Desde Aprocam señalan que las tarifas que aplican tienen un atraso del 30%, según el nivel general de precios.
Uno de los problemas que debe enfrentar el transporte de mercancías de media y larga distancia es la desactualización de las tarifas, que no se modificaron en todo el año, a pesar de que los costos de los productos y del combustible se incrementaron notoriamente. Esto, explican los principales perjudicados, podría provocar el despido del personal en la mayoría de estas empresas.

“Las tarifas que las empresas de transporte manejan en la actualidad tienen un atraso de 30% debido a que los productos han subido considerablemente por la inflación y los costos de los viajes siguen sin aumentar”, explicó el titular de la Asociación de propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam), Carlos Messina.

En este sentido, hay que destacar que debido a la baja de producción que comenzó hace seis meses con el paro del campo, la actividad en este sector se vio gravemente afectada. Esto provocó que el transporte de mercancías mostrara un descenso del 40% de actividad. En algunos sectores, como es el caso de las encomiendas y las mercancías especiales, afectaron la actividad hasta un 60%.

En el área local, son varias las empresas que sufrieron el golpe de la crisis que se vive en el mundo. Desde Transportes Bizzotto aseguran que los viajes dentro del mercado interno “se vieron perjudicados por la poca producción y demanda, especialmente en el sector vitivinícola”. Sin embargo, Aprocam asegura que el traslado al exterior también ha mermado.

La respuesta oficial

Según Messina, el Gobierno nunca se acercó a dialogar con el sector camionero para dar respuestas a los efectos de la crisis en este sector. Además, la posición oficial es de rechazo a estas cifras.

“La visión del Gobierno siempre tiende a relativizar este tipo de datos, igual que sucede con el Indec. Es innegable es que la mayoría de las empresas tienen varios vehículos parados porque tienen más pérdidas que ganancias al realizar los viajes”, sentenció Messina.

La gran preocupación de los empresarios es que esta situación pueda afectar el empleo, ya que de seguir esta tendencia, comenzarán a producir despidos masivos. “Si bien todavía no se producen grandes bajas, es posible que en un futuro se deba prescindir de choferes”, finalizó el representante de los transportistas de Mendoza.

Comentá la nota