Transportistas de Charata dicen que el paro no es la solución

CHARATA (Agencia) - El presidente de la Asociación de Transportistas de Charata (ATC) consideró que los paros no son las medidas adecuadas para plantear el aumento en las tarifas de los fletes.
Así, opinó que la clave sería la unidad de las cerealeras para fijar el precio de los viajes y hacerle frente a los sindicatos, que les imponen a los dueños de los camiones la obligación de realizar aportes sociales de su fuerza laboral.

“Los sindicatos obligaron a la patronal a inscribir a sus empleados. Hubo patrones que debieron parar los camiones y otros están trabajando sólo para cubrir los impuestos que pagan”, trazó Jorge Gandazuglio, presidente de la entidad local que agrupa a los transportistas de cargas. Además, dijo que en Charata será escaso el movimiento del transporte por el fracaso de la campaña girasolera, jaqueada por las condiciones climáticas.

“Vamos a apoyar la protesta- pero nada en el país se soluciona haciendo paro. Hay que buscar la vuelta para aumentar el flete de otra manera”, opinó el dirigente camionero, al tiempo que se mostró partidario del diálogo entre todos los centros de camioneros de la provincia para buscar otras alternativas.

Estimó el presidente de la ATC que habría que hacer números y ver si los cálculos dan rentabilidad aún con el flete de 152 pesos que piden los transportistas de la provincia. “A 90 pesos, con la soja, nosotros tenemos que sacar entre 400 y 500 pesos del bolsillo para volver de Rosario. Y con los rindes que está dando el girasol, no creo que el camión pueda llenar las 30 toneladas, entonces sería una tarifa mucho más baja”, explicó Gandazuglio.

Al respecto, precisó que mover un camión con destino a Rosario cuesta, al menos, tres mil pesos. Así, puntualizó que el transporte insume 1600 pesos de gasoil, 400 pesos en concepto de compra de neumáticos por los robos que se producen, los seguros de carga y transporte, más el mantenimiento necesario del vehículo y el pago del salario del chofer.

En contrapartida, enfatizó que el transporte de cargas no tiene subsidios como el transporte de pasajeros, y que se presentan graves inconvenientes con los aforos.

La presión sindical

“Los sindicatos obligan a los dueños de camiones a hacer los aportes. Entonces, eso llevará a dejar sin trabajo a los choferes”, alertó Gandazuglio, al tiempo que opinó que en esta cuestión está la clave para el incremento de las tarifas. Por eso, consideró que las cerealeras, en conjunto, deberían “plantarse” en las tarifas que pagarán a los camiones que transporten la producción. También observó como una gran amenaza para el transporte de cargas si comienza a funcionar el Belgrano Cargas.

El dragado del puerto de Barranqueras sería “una solución para el Chaco”, destacó el dirigente, porque la producción agrícola tendría una salida a través de esa vía, con menores costos de flete a puerto. “Sería muy distinto hacer 300 kilómetros con una tarifa de 60 pesos que hacer 800 hasta Rosario con un costo de 90 pesos”, concluyó.

Comentá la nota