Los transportes escolares deberán ponerse al día con las normativas.

Los transportes escolares deberán ponerse al día con las normativas.
Los responsables de empresas dedicadas al traslado de niños y adolescentes tendrán que acatar los requisitos impuestos por las leyes provinciales para la actividad. Se exigen características especiales de seguridad, responsabilidad, confort e higiene.

En la mañana del viernes, propietarios de transportes escolares con ámbito de acción en la ciudad brindaron información sobre los trabajos que están llevando a cabo a fin de cumplir con la ordenanza municipal que controla a estos vehículos, en pos del cumplimiento con la normativa provincial vigente.

Casi una decena de empresarios del ramo se congregó para establecer cuáles son los requisitos que se deben cumplir y los trámites a gestionar para obtener la habilitación municipal. “Nosotros nos regimos por un reglamento que fue dictado para controlar todos los transportes escolares de la provincia de Buenos Aires. La Municipalidad no había acatado del todo lo que se dicta en dicha ordenanza por eso cuando se descubría un vehículo de estas característica en infracción sólo se le hacía una multa pero no se podía secuestrar la unidad. A partir de este año se produjo un cambio, razón por la que todos los transportes que no estén en regla deben ser incautados”, comentó Oscar Plencovich, dueño de varios vehículos dedicados al traslado de niños y adolescentes.

Una de las condiciones con las que debe cumplir el propietario del transporte para obtener la habilitación es la utilización de los colores reglamentarios. En este sentido, los vehículos que trasladen a niños a las instituciones educativas o clubes tienen que estar pintados o ploteados de color naranja y blanco.

En el caso de los transportes más grandes, los asientos deben poseer cada uno un cinturón de seguridad.

La modificación en la ordenanza municipal que en la actualidad se adapta a la provincial fue puesta en conocimiento a los choferes los primeros días de enero. La época estival será el lapso que los responsables de los vehículos tendrán para efectuar los cambios correspondientes en sus respectivos vehículos a fin de actualizar la habilitación.

Acatamiento de la ordenanza

Los dueños de transportes escolares reclaman un mayor acatamiento a la ordenanza por parte de las personas que se dedican al traslado de menores. En este sentido, Plencovich declaró que se estableció contacto con Daniel Godachevich a fin de que Inspección General realice los controles para verificar que todos los dueños de vehículos escolares respeten la Ley. No obstante, en las próximas semanas los responsables de vehículos escolares planean dialogar con la Secretaría de Transporte local.

En la actualidad hay diez combis y alrededor de seis colectivos habilitados. A pesar de que la ordenanza rige desde el 1º de enero de este año los transportistas reunidos denunciaron que en los meses de verano son muchos los colectivos que trabajan trasladando niños a los campos de deportes de los clubes, que no poseen habilitación alguna.

Respecto de los transportes que movilizan a los menores a los establecimientos educativos que se ubican en localidades aledañas, Sergio Baldoni, chofer de uno de los colectivos que traslada pasajeros a Rancagua, comentó: “Terminamos en noviembre con los viajes a la escuela y luego nos realizaron una inspección en la que nos hicieron un acta a todos los que viajábamos informando que nos daban la posibilidad de que antes del inicio del ciclo lectivo tengamos todos los papeles en regla para poder circular como corresponde. A la mayoría (de los transportistas), las habilitaciones que se hacen por el modelo del coche (aludiendo a la antigüedad) se nos vencían a fin de año y la Municipalidad extendió el plazo de vencimiento para que nosotros podamos seguir trabajando durante cinco años. Estamos agradecidos al Municipio porque la extensión nos permite mantener nuestros vehículos porque ahora cuesta mucho cambiar el coche por uno más nuevo. La renovación de un colectivo implica un gasto muy significativo en relación con el trabajo que nosotros estamos haciendo en este último tiempo”.

Los propietarios de los vehículos expresaron su deseo de que todos los trabajadores del rubro cumplan con las condiciones preestablecidas, lo cual es lógico porque de lo contrario no sólo existiría un peligro latente sino competencia desleal. En torno a esta cuestión Baldoni concluyó: “Esperemos que el 2 de marzo podamos todos tener las cosas en regla para poder seguir desarrollando nuestro trabajo normalmente porque hay algunos que no están cumpliendo con la Ley. Este hecho es el que nos motiva a exigir a todos nuestros colegas que se adecuen a las condiciones”.

Normas de transporte

Mediante la Ordenanza Nº 2432/90 se pusieron en vigencia las normas para el otorgamiento de autorizaciones para explotar servicios especializados de autotransporte de escolares. Se considera que los prestadores de servicios son aquellos vehículos que realizan el traslado de educandos de jardines de infantes, escuelas primarias y secundarias, entre sus domicilios particulares y el del establecimiento educacional al que concurran.

Este servicio debe prestarse con la mayor eficiencia y reunir características especiales de seguridad, responsabilidad, confort, higiene y regularidad. Por este motivo, en el trayecto que cada vehículo realice, deben respetarse las normas de tránsito establecidas por la Municipalidad y por el Código de Tránsito de la provincia de Buenos Aires.

Según lo decretado por la normativa, la regulación de servicios estará a cargo de la Municipalidad a través de Inspección General. La vigencia de las autorizaciones que conceda el Ejecutivo no podrá exceder un período lectivo.

Se ha establecido una antigüedad máxima de veinte años para las unidades que se afecten al transporte de escolares. A la extensión de este plazo hacía referencia Baldoni más arriba.

Condiciones a cumplir

Los vehículos que se habiliten para estos servicios deben reunir ciertas características determinadas por la Ley Orgánica del Transporte de Pasajeros y su decreto reglamentario: puertas de mando accionadas exclusivamente por el conductor para el ascenso y el descenso; puerta de emergencia de accionamiento normal; ventanillas con sistema de seguridad que impida a los escolares exponer parte de su cuerpo fuera del perímetro carrozado del vehículo; pisos recubiertos con materiales antideslizables.

Los vehículos deberán ofrecer una correcta presentación interior y exterior. Deberán contar con certificado de desinfección e higiene expedidos por la Dirección de Salud. Los respaldos de los asientos en su parte posterior deberán ser acolchados y toda estructura metálica que se encuentre a menos de 1,20 metros del nivel del piso del rodado se recubrirá con un revestimiento de seguridad.

Todos los vehículos deberán estar pintados exteriormente: carrocería baja y capot (hasta la línea inferior de las ventanillas) color naranja 1054 de las normas Iram; carrocería alta (techo y parantes) color blanco. Además deberán llevar visibles desde el exterior las siguientes leyendas: Transporte Escolar; logotipo de identidad; capacidad transportativa (la cual será fijada por las respectivas inspecciones tomando como base 30 centímetros de asiento por alumno).

Comentá la nota