Transporte, teléfonos y precios, al tope de quejas

El constante aumento de la canasta básica y el consecuente fracaso de las medidas de control de precios, las graves deficiencias en el transporte público, especialmente el ferroviario, la suba de tarifas de gas y luz, los abusos en los servicios de telefonía fija y móvil fueron las principales quejas de los consumidores y usuarios durante 2009.
"La inflación del 20 % en el año, con incremento mayor en alimentos y servicios públicos, representó una pérdida económica importante para el bolsillo de los consumidores que tuvieron sus salarios congelados", dijo a este diario Pedro Busetti de Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO). Para el especialista, "esta realidad desnuda el fracaso de las medidas para acordar precios y regular los distintos mercados impulsadas por el gobierno, especialmente el sistema de subsidios que se aplica desde la carne, el pollo y las harinas hasta el transporte público".

Según Busetti, el gobierno nacional destinó durante 2009 1.000 millones de pesos para subsidiar la producción de carne y pollo con el objeto de mantener los precios controlados. "Hoy vemos que el resultado ha sido negativo ya que el objetivo de que el kilo de novillo costara 8,55 pesos y hoy está a 15 pesos", sostuvo.

"Lo mismo ocurrió con el pollo, que subsidiado a 0,30 por kilo debería costar 4,60 pesos el kilo al público y en la realidad se vende a entre 7 y 7,50 pesos", dijo el titular de DEUCO.

Ranking de incumplimientos

En el mismo sentido se expresaron Héctor Polino de Consumidores Libres y Ana María Luro de ADELCO, para quienes la suba de precios fue mucho más allá de los evaluado por el Indec acumulando en el año entre 14 y 27 por ciento, según las ponderaciones.

"Estamos en una situación de perplejidad frente a las cifras oficiales con respecto a la canasta básica familiar", dijo la titular de ADELCO cuya medición arrojó una suba del 7 % en diciembre para las marcas líderes y un acumulado anual del 26,86 %

Para Luro la mayor presión sobre los precios se hizo sentir particularmente en las harinas de trigo y maíz, el tomate, la papa, la carne y el pollo, todos productos de consumo populares muy sensibles a las fluctuaciones.

Por su parte, Polino enumeró el ranking de las quejas de los usuarios, encabezado en el 2009 por la telefonía celular y básica. "Los incumplimientos contractuales, los cortes de servicio y la demora excesiva en reponerlo fueron los reclamos más corrientes", dijo el ex diputado que precisó que Telefónica fue la firma más cuestionada.

Les siguieron las empresas de medicina prepaga con los abusos en el período de carencia (plazo entre el momento en que se contrata el seguro y el que empieza a ser efectivo) y las enfermedades preexistentes (que se excluyen de la cobertura médica).

Prepagas, trenes y colectivos

"Las quejas más habituales son por incumplimientos del PMO (Programa Médico Obligatorio) y por los aumentos de cuotas no autorizados por el gobierno, que generan confusión entre los afiliados que no sabían si pagarlos o no", explicó Polino.

Entre los servicios públicos más cuestionados por los usuarios los trenes son los que marchan a la cabeza. "La mala prestación del servicio y los permanentes incumplimientos horarios, especialmente en las ex líneas Sarmiento, San Martín y Roca son las quejas más habituales", precisó Polino.

Un capítulo aparte es el del estado calamitoso de los vagones que recorren el Conurbano. "Las unidades que se compran son mínimas en relación al estado ruinoso que muestran los trenes, sobre todo los de TBA y Metropolitano, donde la gente viaja hacinada", dijo Busetti.

El titular de DEUCO también criticó el sistema de subsidios que reciben las empresas de transporte, particularmente las de colectivos, a las que acusó de "formar oligopolios con la anuencia de la secretaria de Transporte impidiendo la entrada de competidores".

Comentá la nota