Transporte público de pasajeros: Usuarios disconformes durante los fines de semana

Estos inconvenientes que deben padecer los pasajeros son una constante de muchas de las líneas que operan en la ciudad de Formosa. Para el presente año, la Municipalidad, a través del titular del Ejecutivo municipal, se comprometió a tomar medidas que normalicen el servicio y lo condicionen a un mejor y mayor desenvolvimiento en el casco urbano y suburbano.
Anuncio que fue bien recibido por quienes a diario deben soportar los percances que a cada usuario provocan estas ya viejas falencias en el rubro.

Con el inicio de las clases, la situación no será nada alentador ya que cientos de estudiantes año a año utilizan el servicio a altas horas, junto a la ya enorme cantidad de personas que diariamente concurren a sus lugares de trabajo por este medio.

Mismo problema

Ante ello, cabe suponer que nuevamente se repetirán los problemas que acosan constantemente a los formoseños que usan los ómnibus, como por ejemplo la saturación de personas en las unidades, pasando de largo las paradas, el consiguiente amontonamiento en el interior de los buses, la incomodidad, la inseguridad consecuente, y la esperanza, aún persistente luego de tantos años de desorden, de la gente que espera por estas soluciones por parte de las autoridades comunales.

Maltrato verbal

Todo apunta a que cada viaje y espera en las paradas, sea un padecimiento para los formoseños, y peor aún cuando muchos de los choferes de los micros aportan desde hace poco "su cuota" con maltrato verbal a pasajeros.

Diariamente, miles de pesos son recaudados por la empresa de transporte, pero no se aprecian mejoras en las falencias antes mencionadas que lamentablemente volvieron a aparecer de un tiempo a esta parte, y los funcionarios aún no han dado respuestas de fondo para esta problemática

.Líneas alternativas

La mayoría de los barrios, no poseen líneas alternativas que puedan dar oportunidad de opción a los usuarios, con lo que muchos, pese a no tolerar el servicio, se ven obligados a utilizarlo a falta de una alternativa similar al alcance durante los fines de semana.

Un nuevo capítulo para este drama se abre a partir de hoy, sólo falta aguardar para ver si el intendente Fernando de Vido es de "tomar medidas" para que todo vuelva a ser como antes, con las soluciones que espera la gente.

Comentá la nota