Transporte: los principales funcionarios admiten que el veto parcial es lo mejor

El intendente interino Marcelo Artime y el secretario de Gobierno, Ariel Ciano, deslizaron que derogar la norma completamente no sería conveniente, porque aspiran a llegar a las tarjetas por aproximación. Pero anticiparon que no la confirmarán hasta el viernes.-
Si bien nadie se atreve todavía a confirmarlo, cada vez hay más indicios de que la ordenanza, que establece las tarjetas por aproximación como sistema de cobro del boleto, será vetada parcialmente. Ayer, tanto el intendente interino, Marcelo Artime, como el secretario de Gobierno, Ariel Ciano, dieron pistas que permiten comenzar a diseñar el futuro de una norma que fue sancionada a principios de octubre y que enfrentó fuertemente al oficialismo y la oposición.

Gustavo Pulti emprendió viaje a Rusia, junto a otros dos funcionarios de su gabinete, por lo que permanecerá lejos de la ciudad por al menos diez días. Es decir, el intendente no estará para firmar con su puño y letra la promulgación o veto parcial de una ordenanza que no le generó más que dolores de cabeza. En su lugar, Artime deberá rubricar, antes del viernes, el horizonte de la norma.

"No creo que sea deseable un veto total de la ordenanza, porque en verdad la tarjetas de aproximación es algo a lo que queremos llegar", aseguró.

"Queremos avanzar sobre ese sistema pero en una transición responsable, legal y sobre todo que tenga un sistema de financiamiento que no toque el bolsillo de los usuarios", sostuvo. Según dijo, antes de que el intendente partiera se consensuó el destino de la ordenanza, que no se dará a conocer hasta que venza el plazo previsto para el viernes 30.

Artime lamentó que la mesa de trabajo y negociación entre los concejales de la Comisión de Transporte y los representantes de Ametap "haya quedado trunca". "Los encuentros tenían por objetivo la implementación de la ordenanza pero teniendo en claro tres puntos importantes: cuáles son los plazos, cuál es el sistema de financiamiento y cuál es la legalidad de la ordenanza", explicó el intendente interino, que cargó sobre los ediles radicales, Verónica Hourquebié y Eduardo Abud, la responsabilidad por el fracaso de la ronda de negociación. "Lo lamentamos porque fueron unos de los protagonistas en la sanción de la ordenanza", fundamentó.

Por su parte, el secretario de Gobierno fue un tanto más explícito que Artime, aunque tampoco confirmó ninguna resolución. "Se está evaluando la posibilidad de vetar parcialmente la ordenanza", deslizó y clarificó los motivos que llevarían al Ejecutivo a modificar algunos aspectos de la norma sancionada durante la sesión desarrollada en un jardín de infantes de Sierra de los Padres a principios de mes.

"Mantuvimos una serie de premisas básicas durante la mesa de trabajo: no aumentar el boleto, porque es un compromiso asumido, y ver cuál es la forma de implementación de esta opción tecnológica, sin que signifique un costo para los usuarios", explicó e insistió con que el gobierno local entiende, al igual que la oposición, que hay que ir por las tarjetas de aproximación, porque "son superadoras", pero siempre y cuando se pueda detallar la manera de ponerlas en funcionamiento sin aumentar la tarifa.

Ciano comentó que la decisión de cara al futuro de la ordenanza fue consensuada por todos los integrantes del la gestión municipal. "Esta no es una determinación del intendente, sino del gabinete en su conjunto", aclaró, al igual que Artime.

Comentá la nota