Transporte y pavimento, los desafíos del nuevo intendente

En lo que va de 2009 unas 11 comisiones vecinales presentaron cuantiosas quejas en la mesa de entrada de la Municipalidad sobre el mal funcionamiento de las líneas de colectivos, principalmente en barrios periféricos. Los reclamos sobre calles de tierras se triplicaron con respecto al año pasado. Un panorama que deberá hacer frente Espínola.
El intendente capitalino electo Mauricio "Camau" Espínola le esperará en el inicio de su gestión la resolución de dos aspectos en los cuales la administración Vignolo mostró serias falencias: la situación del transporte público de pasajeros y la obra pública vinculada con la pavimentación de calles.

Precisamente estos puntos son los que más quejas presentan los habitantes del distrito más poblado de la Provincia. En un relevamiento efectuado por EL LIBERTADOR se constató que la mayoría de los vecinos esperan de la próxima administración comunal la resolución al caótico funcionamiento de los colectivos y un programa efectivo para disminuir las calles de tierra, las cuales en Capital alcanzan el 75 por ciento de las arterias registradas.

Al margen de la "transición armoniosa" que promete el actual intendente Carlos Vignolo, el ex medallista olímpico ya recibió toda la información sobre el caso.

"Ya no sabemos en qué idioma quejarnos. Estamos cansados de llamar al 0800 de la Municipalidad y que no nos den bolilla. La línea 110 pasa cuando se le da la gana. Ni hablar en los días de lluvia, ya que no entran al barrio", expresó a este medio Lucía Medina, miembro de la Comisión vecinal del barrio Ponce, quien añadió: "Estamos esperanzados que Camau nos dé alguna solución a los reclamos y no haga oídos sordos como hace ahora el intendente".

"Nuestro drama es habitual, el colectivo viene cada 45 minutos y muchas veces sigue de largo", manifestó indignado Pablo Pereyra, de la comisión vecinal del barrio Cremonte, que junto a los habitantes del barrio Serantes reclama desde hace tres años por un mejor servicio en el transporte interurbano. "A la noche esta zona es muy oscura y hay inseguridad. Para llegar al centro tenemos que salir una hora antes de nuestras casas", agregó.

Estos vecinos comentaron que tienen diariamente que caminar unas 7 a 15 cuadras para llegar a la parada. Por esa zona de la ciudad pasan las unidades de la línea 108 C, 103 y 11. La requisitoria de estas barriadas es que las próximas autoridades municipales impulsen la llegada de la línea 11 a sus comunidades.

Cabe recordar que a mediados de 2007 el Concejo Deliberante decidió -en una polémica sesión- autorizar la prórroga en la prestación de servicio hasta 2012 a firmas que desde 1998 ostentan el manejo del transporte público en Capital.

En este ítems no es un detalle menor que la nueva administración deberá avanzar en un férreo control sobre empresas que incumplen con las especificidades del pliego de licitación. Este punto le ha valido a la gestión Vignolo reiteradas críticas por hacer "la vista gorda" ante los reclamos de usuarios y pedidos de informes en el Parlamento comunal.

TRANSITABILIDAD

El predominio de calles de tierras en la ciudad es otra de las problemáticas que deberá atacar la Intendencia justicialista. Corrientes es en el Nordeste la Capital con menos calles asfaltadas (sólo el 25 por ciento).

Sobre la cuestión, Espínola indicó días atrás que ya se encuentra en la provincia el 10 por ciento de los fondos para comenzar las obras de pavimentación de las 66 cuadras de la ciudad. Además, el jefe comunal electo remarcó la importancia del proyecto que generará una gran cantidad de empleos para los ciudadanos de Corrientes y además, permitirá mejorar la calidad de vida de los vecinos.

"Nuestro compromiso está en marcha, el dinero ya está, ahora es el Municipio quien debe llamar a licitación", dijo el candidato. Serán 66 cuadras de la ciudad que serán asfaltadas en los barrios Villa García, Madariaga, Popular, 17 de Agosto, Alta Gracia, Independencia, San Benito, Primera Junta, Unión, Villa Raquel, Celia, Aldana y San Martín.

Con respecto a las zonas que serán beneficiadas, el candidato indicó que fueron decididas por la Municipalidad y que se realizó un cronograma de prioridades. En cuanto a la llegada de los fondos, destacó que fue un proyecto encarado por el senador nacional Fabián Ríos, quien "ante la inacción del Gobierno provincial" gestionó la llegada de los fondos. "Con Fabián (Ríos) estamos trabajando en un proyecto común en el que priorizamos la gestión de obras para la ciudad y para toda la provincia", señaló.

Incluso, ante los reclamos de la prensa por el momento político en que se gestionaron estas obras, "Camau" enfatizó que en realidad estas herramientas estuvieron siempre y que es una responsabilidad del Gobierno provincial primero y del municipal luego, llegar a ellas. "Porque no lo hicieron es que, antes de que se pierda la oportunidad, actúo el senador nacional".

Comentá la nota